elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El Pleno subraya que el convenio acordado con la Generalitat para Fira València no supondrà "ningún quebranto patrimonial para el Ayuntamiento de València"

El Pleno subraya que el convenio acordado con la Generalitat para Fira València no supondrà "ningún quebranto patrimonial para el Ayuntamiento de València" - (foto 1)
  • La Corporación se ha comprometido también a la puesta en marcha de un Plan integral de empleo juvenil

El Pleno del Ayuntamiento se ha mostrado favorable a la solución a la actual situación de Feria València acordada con la Generalitat Valenciana “teniendo en cuenta tanto la situación competencial de las ferias a nivel municipal y de la Comunidad Valenciana, como la necesidad que el proceso se realice sin ningún quebranto patrimonial para el Ayuntamiento de València, y la actual legislación europea respecto a este tema».

Así lo ha defendido el alcalde de València, Joan Ribó, durante la sesión plenaria de este jueves, correspondiente al mes de febrero, en la que ha señalado el el compromiso del Ayuntamiento de «realizar todas las medidas que estén a su alcance para superar la actual y grave crisis de esta institución, derivada de las graves deudas heredadas de gobiernos anteriores, que hipotecan el papel de Fira València como motor de la economía tanto local como de la toda la Comunidad Valenciana», ha afimado el primer edil.

El equipo de Gobierno ha presentado una moción sobre Fira València, como propuesta alternativa a la presentada por el grupo municipal Popular sobre la institución ferial, en la que planteaba una serie de medidas sobre el procedimiento respecto a Fira València en el contexto del acuerdo alcanzado el pasado día 12 entre el Consell y el Ayuntamiento. Como es conocido, dicho acuerdo prevé la cesión de la titularidad de Fira València a la Generalitat mediante el sistema de mutación demanial subjetiva gratuita, una solución que establece que la Generalitat mantendrá los usos feriales y se ocupará de terrenos, instalaciones y edificios durante 50 años con los mismos derechos y obligaciones que hasta ahora tenía el Ayuntamiento. Entre esas obligaciones figura el mantenimiento de la actividad ferial y de los edificios, sedes y terrenos en buen uso.

El grupo Popular había pedido un plazo máximo hasta 2051 para la concesión demanial, así como que «no se transmita ni se pierda la propiedad o titularidad de los bienes inmuebles que componen el recinto ferial». La concejala del PP María José Ferrer ha advertido al alcalde que, de seguir adelante con el convenio, «asumirá la responsabilidad histórica de un fracaso muy grave, la pérdida de un patrimonio centenario de este bien esencial que es la Feria». Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, ha subrayado la importancia de que el Ayuntamiento continúe influyendo en los usos y contenidos del recinto ferial, por su importancia para la imagen que proyecta la ciudad.

Ante las afirmaciones de los populares, el alcalde ha recordado que es, precisamente, una legislación impulsada y aprobada por el Gobierno del PP la que despojó a los municipios de las competencias sobre las ferias, que pasaron a ser responsabilidad autonómica. Además, Ribó ha recordado «las herencias recibidas en 2015, como la deuda que acumulaba Fira València, de 1.000 millones de euros: 570 millones por las inversiones faraónicas, y 430 por intereses», ha apuntado. Según la Ley 3/2011 de Comercio de la Comunitat Valenciana, la Generalitat tiene la misma posición jurídica sobre la Fira que tenía el Ayuntamiento, ha añadido el alcalde, que ha recordado que el acuerdo con la Generalitat incluye una cláusula de reversión de la titularidad si los fines que se lleven a cabo son distintos a los previstos. La propuesta del Gobierno ha sido aprobada, aunque los tres grupos de la oposición, PP, Ciudadanos y Vox, han votado en contra.

AYUDAS AL EMPLEO JUVENIL

Otro de los acuerdos del Pleno ha versado en torno a las ayudas al empleo juvenil y a los sectores afectados por las restricciones derivadas de la pandemia de covid-19. La Corporación se ha comprometido de manera unánime a «reforzar presupuestariamente las partidas destinadas al fomento del empleo con la aplicación del superávit presupuestario del ejercicio anterior, y a la puesta en marcha de un plan integral de empleo y formación juvenil». Asimismo, el Pleno ha aprobado «impulsar un plan de ayudas directas y complementarias al Plan Resistir de la Generalitat, que estarán  dirigidas a los distintos sectores económicos de la ciudad afectados por las restricciones derivadas de la pandemia de covid-9». Se trata de una propuesta del Equipo de Gobierno, que se ha presentado como alternativa a la moción inicial del Grupo Popular.

La concejala del PP Paula Llobet había planteado un conjunto de medidas dirigidas a apoyar a los sectores económicos afectados por la pandemia, y a la juventud. Entre otros puntos, la propuesta del PP incluía abrir una línea de ayudas propias, destinadas a sectores no incluidos en el Decreto ley 1/2021 del Consell, así como un incremento de fondos para los planes de empleo juvenil de 2021, y también instar al Gobierno de España a aprobar una línea de ayudas específicas destinadas a la hostelería y al sector turístico.

La delegada de Desarrollo Económico, Pilar Bernabé, ha rechazado las propuestas de la concejala popular ya que, ha explicado, el plan de ayudas del Consell «da cabida a los distintos colectivos (en los diferentes paquetes previstos, adecuados a las numerosas realidades)». «El Plan Resistir es un plan muy ambicioso, dotado con más de 400 millones de euos –ha subrayado- y se suma a las ayudas directas de 11.000 millones que el Gobierno del Estado ha anunciado para la hostelería».  La concejala ha afirmado su preocupación por el desempleo juvenil, y ha anunciado un próximo plan específico. Toda la cámara ha respaldado la moción del Gobierno.

AYUDAS PARA INDUSTRIAS CULTURALES RELACIONADAS CON LAS FALLAS

En este contexto, el Pleno también ha acordado también hoy impulsar un plan de ayudas directas complementarias al Plan Resistir de la Generalitat, con la correspondiente dotación presupuestaria, «unas prestaciones con las que se atenderá a distintos sectores económicos de la ciudad de València que se han visto afectados por las restricciones de la crisis del coronavirus». Este acuerdo, que se ha adoptado con el respaldo de todos los grupos políticos con representación municipal, ha sido defendido también por la concejala de Desarrollo Innovador de los Sectores Económicos y Empleo, Pilar Bernabé, quien asimismo ha anunciado que el Ayuntamiento aprobará el próximo 5 de marzo la convocatoria de unas ayudas para las industrias culturales relacionadas con el mundo fallero.

La propuesta aprobada por unanimidad ha sido elaborada como alternativa a la que había presentado el grupo Ciudadanos para instar al Ayuntamiento a que «se convoquen ayudas directas dirigidas a  autónomos y pymes que tengan licencia fiscal en la ciudad, así como a los sectores implicados en el reconocimiento de las Fallas como Patrimonio Inmaterial Cultural de la Humanidad Unesco; y se amplíe la dotación  presupuestaria para las prestaciones dirigidas al comercio minorista y el sector de la Cultura». Los concejales de Ciudadanos Rafael Pardo y Amparó Picó han hecho hincapié en «la necesidad de conceder ayudas directas y específicas para las empresas artesanas relacionadas con el mundo fallero», mientras que el popular Santiago Ballester ha rogado «celeridad para las ayudas aprobadas para las comisiones falleras».

En su intervención Pilar Bernabé ha resaltado que «el primer gobierno que habló de ayudas directas fue el del Ayuntamiento de València«, y ha recordado que «gracias a la colaboración de las tres administraciones valencianas se ha puesto en marcha el paquete de prestaciones más ambicioso de la historia de la ciudad«.

Por otra parte, durante la sesión plenaria, en la que se ha agradecido y traslado al personal del Ayuntamiento «el reconocimiento por su especial dedicación y esfuerzo en la tramitación urgente de la Convocatoria Paréntesis - Plan Resistir de la Generalitat Valenciana», se ha decidido, con los votos de todos los concejales y concejalas, salvo los de Vox, «impulsar la tramitación de las ayudas y agilizar con la Tesorería Municipal el pago urgente de las Ayudas Paréntesis, así como del resto de convocatorias de ayudas a sectores económicos».

En este sentido, la concejala Pilar Bernabé, ha celebrado que mañana viernes se abonarán las primeras ayudas, y que cuando se acabe el plazo de solicitudes «habrán cobrado todos». La propuesta del equipo de gobierno se ha aprobado como alternativa a la moción defendida por Ciudadanos de «aprobar un calendario de ayudas directas y un mecanismo de pago urgente». Concretamente, el concejal de Ciudadanos Rafael Pardo ha explicado que el objetivo de su demanda es «reducir drásticamente el tiempo de espera y evitar demoras innecesarias»; y la concejala del Partido Popular Paula Llobet ha manifestado el respaldo de su grupo «a cualquier iniciativa que apoye a los empresarios pero ha recordado que las propuestas tienen que incluir presupuesto».

El tema de las Fallas ha centrado otro de los momentos de la sesión plenaria, pero en este caso a raíz de una moción del Grupo Vox sobre la exposición itinerante titulada «Fallas y hogueras, fuegos festivos en los Países Catalanes», abierta en el Museo Etnológico y de Culturas del Mundo de Barcelona en marzo de 2020. El portavoz del grupo, José Gosálvez, ha pedido que el Ayuntamiento de València exija la retirada de las alusiones a las fiestas falleras, así como las diculpas del Ayuntamiento de Barcelona po ello.

Carlos Galiana, concejal de Cultura Festiva, ha afeado la intención de Vox de «crispar el entorno fallero con esta propuesta que –ha recordado el edil- el propio portavoz de ese partido en les Corts calificó de “tontería que no tiene mucho recorrido”». Por ello, ha planteado una moción alternativa, que es la que ha salido adelante a pesar de no contar con el respaldo de ninguno de los partidos de la Oposición. La mocion aprobada indica el compromiso del Ayuntamiento de València en trabajar «más todavía, por la promoción y la difusión de nuestra fiesta fuera de nuestro territorio para que se conozca su origen y evolución; animar al todos los grupos municipales del Consistorio a participar activamente de las propuestas en línea realizadas por Junta Central Fallera, por las diferentes comisiones falleras, otras entidades públicas, medios de comunicación y otros sectores de la fiesta para este mes de marzo para ayudar a mantener viva la llama de las fallas y su difusión al resto del mundo mediante las redes sociales; y continuar trabajando para celebrar unas fallas en cuánto las autoridades sanitarias y la pandemia lo permitan para poder difundir su valor patrimonial más allá de nuestro territorio».

Finalmente, el Pleno ha rechazado otra moción también de Vox, en la que proponía «el suministro gratuito de mascarillas, higiénicas o quirúrgicas, mientras sean de uso obligatorio para todos los vecinos mayores de seis años y, una vez finalizado el estado de alarma, al solicitante con prescripción médica», sufragadas por el Estado, la Generalitat y el Ayuntamiento. La concejala popular María José Ferrer ha acusado al Gobierno central de «hacer caja con la pandemia» y ha pedido añadir a la moción de Vox un apartado para instar al Gobierno del Estado a rebajar el IVA a todas las mascarillas, aunque la iniciativa ha sido rechazada por Vox. Por su parte, el concejal de Ciudadanos Javier Copoví ha matizado la propuesta de Vox y ha secundado sólo el reparto entre los colectivos desfavorecidos o en riesgo de exclusión social.

El concejal de Salud, Emiliano García, ha subrayado que «la protección de las personas más vulnerables ha sido la prioridad del Gobierno municipal desde el inicio de la pandemia», y ha recordado las 100.000 mascarillas llegadas desde Xian (China, ciudad hermanada con València) que se han repartido entre las Concejalías que trabajan con los colectivos de mayor vulnerabilidad (Cooperación e Inmigración, Bienestar Social, Envejecimiento Activo y Salud). Además, el Ayuntamiento ha hecho llegar más de 24.000 unidades a las personas con enfermedades crónicas, y en las próximas semanas se prevé repartir más de 200.000 más. «Todas las administraciones –ha subrayado García- hemos hecho un esfuerzo enorme en la compra y distribución de elementos de protección, en medio de una crisis sanitaria sin precedentes». La propuesta ha sido rechazada por el equipo de Gobierno, pese al apoyo del PP. Ciudadanos se ha abstenido en la votación.

Subir