26 de febrero de 2021 26/2/21

La paradoja de las universidades valencianas y las restricciones contra el COVID-19

La paradoja de las universidades valencianas y las restricciones contra el COVID-19 - (foto 1)
  • El Catedrático de la Universitat Politécnica de Valencia, José Miguel Mulet, explica cómo ve que finalmente se haya optado por el formato online en clases y exámenes

Las universidades públicas de la Comunitat Valenciana decidieron ayer pasar todas sus actividades, clases y exámenes al formato online por el descontrol de la pandemia del Coronavirus.

Con los contagios disparados más que nunca en esta tercera ola de la pandemia, los estudiantes y los profesores no entendían que estuvieran obligados a acudir presencialmente a las aulas a pesar del evidente riesgo de contagio.

El riesgo existía, según los propios afectados porque aunque lleven en todo momento la mascarilla, permanecen muchas horas dentro de un aula cerrada, con un gran número de personas y con la controversia de salir de clase y no poder juntarse con personas no convivientes para seguir las normas.

Justo antes de que decretaran el formato online en las universidades, el Catedrático de la Universitat Politécnica de Valencia, José Miguel Mulet, había lanzado su opinión personal a través de un tweet que se hizo viral: “Dado que no puedo ir a ver a mi madre porque no somos convivientes, pero las clases siguen siendo presenciales, he pensado decirle a mi madre que se matricule de mi asignatura”.

Mulet ponía de manifiesto las contradicciones de las normas vigentes con la manera de dar clase o de examinarse en las universidades valencianas.

El Catedrático ha explicado su visión personal a elperiodic.com y ha afirmado que “la decisión del formato online es lógica y de sentido común”.

Mulet detalla que “es muy difícil hacer las normas porque aunque nos pensemos que sí, todavía no conocemos nada del virus”.

Considera que “es absurdo que estuviera todo cerrado y que las clases fueran presenciales, con esto se creaba una perplejidad al ciudadano, una paradoja difícil de entender”.

“La gente está agotada y confundida, con las normas y las restricciones se van dando palos de ciego y no sabemos hacia adónde vamos”, explica el profesor.

Además, Mulet es el director de un máster y sigue contándonos su visión particular afirmando que “ya no sabíamos qué hacer, antes eran los propios alumnos los que querían que las clases fueran presenciales y ahora nos las piden online, ha cambiado mucho la actitud de la gente conforme evoluciona la situación”.

“Ojalá haya una base científica detrás de todas las restricciones que nos imponen, aunque por mucha norma que haya siempre queda alguna grieta”, concluye el Catedrático de la Universitat Politécnica de Valencia, José Miguel Mulet.

Subir