elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià
El bombardeo fue diferente y con un arriesgado final

Un mascletà de "escuadra y cartabón" de la manufactura Crespo de Alzira

Un mascletà de "escuadra y cartabón" de la manufactura Crespo de Alzira - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Un mascletà de "escuadra y cartabón" de la manufactura Crespo de Alzira - (foto 2)
    Un mascletà de "escuadra y cartabón" de la manufactura Crespo de Alzira - (foto 3)

    La cuarta disparà de estas Fallas 2014 ha corrido a cargo de la empresa Crespo de Alzira. Hoy el viento ha dado tregua y ha permitido disparar la mascletà con su parte aérea, después del espectáculo “a medias” de ayer

    Un montaje curioso y perfectamente alineado el que hoy tenían dispuesto Vicente Rodríguez, padre e hijo. Despliegues geométricamente perfectos los que realiza esta empresa, como si hubieran utilizado sobre la plaza “escuadra y cartabón”.

    Comenzaron directamente, tras el tercer trueno de aviso, sin la tradicional traca valenciana y abrieron fuego con varias cajas automáticas de silbatos rojos y truenillos alrededor de la plaza. Posteriormente el fuego se centró en la parte norte del recinto, desde donde dispararon humos de colores, roncadoras, crossettes y un goteo de truenos de aviso.

    Si es cierto que no fue del todo clara la sucesión de efectos, a modo de separación entre “partes” de estos principios, pero si ejecutó perfectamente el marcaje antes de pasar al fuego terrestre.

    La parte de tierra fue acompañada de fuego aéreo de cajas y candelas, a lo largo de todas las retenciones. Ha sido creciente en intensidad, especialmente en la última de ellas donde se ha sido más notorio (que iba doblada).

    Para esta última retención de fuego terrestre habían dispuesto de forma especial su respectivo acompañamiento a lo largo del ancho, en el centro de la Plaza, entre la parte de las retenciones y el terremoto.

    Dieron fuego al terremoto “quizá” un poco más tarde de lo ideal, cuando había perdido ya algo de fuerza la última retención.

    Este punto del disparo es posiblemente el más delicado, pasar del cuerpo al terremoto de forma contínua y sin sobresaltos. Éste fue en 3 pasadas por las que corrió el fuego rápidamente.

    Y el “bombardeo” fue diferente a lo visto otros días, en varias partes y ubicaciones diferentes de disparo. En primer lugar, en el lado de Correos, a continuación un golpe desde baterías automáticas en la zona sur de la plaza y seguidamente una cortina en rojo en el lado del Ayuntamiento. Y el punto y final fue un certero golpe de truenos que cerró la cuarta mascletà de las Fallas 2014. Diferente y arriesgado final, con buena intención para sorprender al público.

    Subir