1 de diciembre de 2020 1/12/20

El IVC+R restaurará el frontal de plata de la parroquia de San Andrés

  • Este frontal constituye una de las joyas más preciadas de la platería valenciana del siglo XVIII

El secretario autonómico de Cultura, Rafa Miró, ha anunciado que “el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales iniciará en septiembre los trabajos de restauración del frontal de plata repujada, cincelada y dorada que actualmente puede verse en el altar mayor de la parroquia de san Andrés de Valencia”.

Se trata de una bellísima obra del siglo XVIII procedente de la antigua iglesia de san Andrés apóstol, actualmente parroquia de san Juan de la Cruz, de donde salió en los años 50 para instalarse en el nuevo templo. Según Rafa Miró, “este frontal constituye una de las joyas más preciadas de la platería valenciana del siglo XVIII, uno de los pocos ejemplos que se conservan en nuestra Comunitat” además ha añadido que “esta obra resulta muy interesante, por ser un bello exponente del clasicismo academicista valenciano, realizado con un alto nivel técnico, en el que introducen novedades estilísticas de corte italiano dignas de ser estudiadas con detalle”.

La equilibrada composición que presenta el frontal a partir de pares de pilastras con aletones de corte clásico coronadas por cabezas de querubines, permite delimitar su superficie en tres paneles: el central, más amplio y decorado, que presenta un medallón laureado con un relieve, en el que se ve la vocación de los apóstoles Simón y Andrés, coronado por un par de angelitos en vuelo con filacteria; y los dos laterales, más estrechos, en los que se aprecia una composición alegórica sobre este apóstol.

El Secretario Autonómico ha destacado el esfuerzo y la diligencia con la que trabajan los técnicos del Instituto “que deberán realizar esta restauración in situ debido a que el frontal está formado por varias placas unidas, ensambladas y soldadas, lo cual supone un trabajo añadido para su restauración”.

Los trabajos de restauración serán cofinanciados por la parroquia de san Andrés y el Instituto Valenciano de Restauración, cuyos trabajos está previsto que duren unos tres meses.

Su estado de conservación no es bueno, ya que ha sido intervenido en varias ocasiones anteriores. En ellas se han alterado sus engarces originales, lo cual ha conllevado la perforación y fijación de sus piezas con multitud de tornillos que han perforado las sobresalientes esculturas de plata.

 

Subir