1 de diciembre de 2020 1/12/20

El Hospital General detecta que el 40% de los pacientes con cáncer de colon presenta alguna mutación del gen k-ras

El Hospital General detecta que el 40% de los pacientes con cáncer de colon presenta alguna mutación del gen k-ras - (foto 1)
  • De 630 pacientes tratados, el 44% presentaba alguna mutación del K-RAS, mientras que el 56% no tenia alteraciones en su material genético

  • Con la determinación de este gen se consigue tratamientos individualizados, eligiendo la mejor combinación de fármacos en cada paciente

  • Se evita así que los pacientes tengan que sufrir los efectos secundarios de ciertos fármacos que no son efectivos en ellos

MÁS FOTOS
El Hospital General detecta que el 40% de los pacientes con cáncer de colon presenta alguna mutación del gen k-ras - (foto 2)
El laboratorio de biología molecular de la Fundación Hospital General ha diagnosticado hasta la fecha 603 pacientes afectados con cáncer de colon y tratados. De ellos, el 44% presentaba alguna mutación del K-RAS, mientras que el 56% presentaron fenotipo silvestre (el que se da de forma natural, que no han tenido alteraciones en su material genético).

Según los últimos análisis del estudio que forma parte del proyecto nacional 'Determina KRAS', se ha demostrado que este gen es clave en el tratamiento individualizado de distintos tipos de cáncer.

Las muestras que recibe el Hospital General proceden de 17 hospitales diferentes, incluyendo centros de la Comunidad Valenciana, Murcia y Albacete.

La determinación de dichas mutaciones precisan no sólo de un laboratorio de biología molecular con un equipamiento adecuado, sino que el personal esté formado para la ejecución de dichas técnicas. En este sentido, existen en el mundo una serie de centros de referencia, entre los que se encuentra el General de Valencia.

A los pacientes que se ha detectado que sí que tienen alguna mutación del K-Ras, se ha aconsejado que no se le aplique ciertos fármacos antineoplásicos (sustancias que impiden el desarrollo y proliferación de células tumorales malignas) porque no tiene efecto alguno cuando se da esta mutación. De este modo, al paciente se le evita la enorme cantidad de efectos secundarios que puede producir en estas personas, a las que este tratamiento no es efectivo.

El estado mutacional permite saber qué pacientes van a responder favorablemente a determinados fármacos. “Si el K-RAS ha mutado, ciertos tratamientos van a ser inútiles. En cambio, si el gen no ha mutado, la terapia sí que es efectiva”, señala Julio Cortijo, gerente de la Fundación Investigación Hospital General.

Tratamientos individualizados
El propósito de esta investigación es facilitar tratamientos individualizados y a la medida de cada paciente.

Este “tratamiento a la carta” es posible porque este gen ayuda a predecir el comportamiento biológico del tumor antes de decidir el tratamiento más adecuado para el paciente.

El gen KRAS es muy importante clínicamente, ya que se muta aproximadamente en un 40 por cien de los casos de carcinomas colorrectales y en un 90 por cien de los casos de carcinomas de pácreas. Este tipo de cánceres constituyen la segunda y la cuarta causa de muerte en los países evolucionados.

El test se realiza con una parte de la muestra tumoral que se le extrae al paciente, por lo que la determinación del estado mutacional del gen K-RAS no supondrá una intervención adicional para el enfermo.

Después, el oncólogo procede a la extracción y análisis del DNA, lo que permite conocer si presenta alguna de las mutaciones posibles. Tras comprobarse los resultados, se elige el tratamiento adecuado.

Según Cortijo, “la solución no es impedir el acceso de estos enfermos a los tratamientos por lo costosos que son o la enorme cantidad de efectos secundarios que pueden producir, sino afinar en diagnósticos y terapia para administrar los que sean más eficientes para cada paciente”.

Subir