19 de febrero de 2020 19/2/20

La figura principal de la Falla Municipal 2020 “levitará” y girará sobre su propio eje

La figura principal de la Falla Municipal 2020 “levitará” y girará sobre su propio eje - (foto 1)
  • Desveladas las primeras imágenes reales de la obra en la que están trabajando los artistas falleros Manolo Martín, José Ramón Espuig

MÁS FOTOS
La figura principal de la Falla Municipal 2020 “levitará” y girará sobre su propio eje - (foto 2)
La figura principal de la Falla Municipal 2020 “levitará” y girará sobre su propio eje - (foto 3)
La figura principal de la Falla Municipal 2020 “levitará” y girará sobre su propio eje - (foto 4)

Ya conocemos las primeras imágenes reales de la figura principal que formará parte de la Falla Municipal 2020. Los artistas falleros Manolo Martín, José Ramón Espuig y el diseñador Escif están detrás de este monumento que el domingo visitaron la Fallera Mayor de Valencia, Consuelo Llobell, junto a su Corte de Honor y al presidente de Junta Central Fallera, Pere Fuset.

Como elemento central la falla tendrá una mujer meditando. "Nada más. Una mujer majestuosa, elegante, profunda. Una mujer apoderada, sólida, contundente", señalaron los artistas durante su intervención.

A primera vista, esta meditadora se nos presenta impasible, como una montaña. Sin embargo, algo en ella nos hace sospechar que se mueve. Efectivamente, un mecanismo en la base del monumento permite su rotación en una latencia que reproduce el intervalo de tiempo de la rotación de la tierra. 360 grados en 24 horas. La montaña se convierte entonces en faro, llenando con su presencia cada rincón de la plaza.

"La falla municipal para el 2020 será una gran falla de madera que girará 360° grados cada día, con mucha sátira y ninots repartidos por toda la plaza", explicaba hace unos meses Pere Fuset cuando se presentó el boceto. De esta manera, la figura central irá acompañada de diferentes escenas que se encontrarán descentralizadas por toda la plaza del Ayuntamiento.

Los artistas resaltan cómo la fiesta de las Fallas toma las calles de la ciudad. "La pólvora, el fuego, la luz y el calor de la gente conforman un escenario festivo incomparable y muy atractivo. Son días de celebración en los cuales el mundo se para. O al menos esto parece", añadían. 

La meditadora, con su movimiento casi invisible, nos demuestra lo contrario: “El río sigue su cauce y esta falla, como todas las anteriores, también cambiará con el fuego, recibiendo con su cara más amable la llegada del buen tiempo. Otro año más, después del invierno, llegó al fin la primavera”. Conciencia, vida y movimiento son las ideas que predominan en un proyecto que parte de la ley de la impermanencia.

Subir