elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Los estudiantes de Valencia convocan una huelga por la emergencia climática y contra la ampliación del Puerto

Los estudiantes de Valencia convocan una huelga por la emergencia climática y contra la ampliación del Puerto
  • Esta convocatoria se centra en la defensa del territorio contra agresiones climáticas como la proyectada ampliación norte del Puerto de Valencia

Los sindicatos estudiantiles Bloc de l’Estudiantat Agermanat y Saó UV y el colectivo Juventut Pel Clima València (Fridays for Future) hacen un llamamiento generalizado a la huelga estudiantil el próximo 22 de octubre. Dentro de la campaña internacional de huelgas climáticas de Fridays for Future, esta convocatoria en Valencia se centra en la defensa del territorio contra agresiones climáticas como la proyectada ampliación norte del Puerto de Valencia.

Ese mismo día, a las 18:30 en plaza Zaragoza se ha convocado una gran manifestación unitaria para exigir la inmediata paralización de dicho proyecto y exigiendo políticas efectivas de adaptación frente a la crisis climática. Esta manifestación está convocada por la Comisió Ciudat-Port València (Acció Ecologista Agró, Associació de veïns i veïnes de Natzaret, Ecologistes en Acció, El litoral per al Poble, Per l’Horta, etc.I) y Joventut Por el Clima València.

Los convocantes creen “de vital importancia la implicación de la juventud y de todo el estudiantado para plantear una oposición transversal contra este tipo de agresiones, recordamos que nosotros, los jóvenes, somos y seremos los habitantes del futuro de este planeta. Está en nuestras manos luchar por el tipo de planeta que queremos. Frente a la inacción y destrucción de nuestros gobernantes y élites financieras, los jóvenes exigimos poner la vida y la naturaleza en el centro, abandonando el crecimiento infinito y la avaricia”.

Señalan que “las científicas nos vienen avisando desde hace mucho de que estamos llegando a puntos de los cuales no podremos dar marcha atrás. El cambio climático, tal como se evidenció en el último informe del IPCC, es más rápido e intenso de lo que se había previsto anteriormente. No tenemos ni un día más que perder, se tienen que llevar a cabo políticas valientes y decididas para comenzar una verdadera descarbonización de la economía y de nuestras vidas. Tenemos que repensar nuestro sistema y modelos de consumo: la pandemia y posterior crisis de mercancías nos lo ha dejado muy claro. La globalización y el hiperconsumismo se mantienen en pie haciendo equilibrios muy precarios que en cualquier momento tambalearán y caerán”.

Unos cambios que consideran inaplazables y que “tienen que cumplir rigurosamente con dos principios elementales: la justicia social y la defensa de los derechos humanos. Tenemos que ser conscientes de nuestra deuda con los territorios del Sur Global. Durante décadas han sido víctimas del colonialismo extractivista para facilitar un crecimiento desatado a las grandes potencias mundiales”.

En lo relativo a la ciudad de Valencia, remarcan que “en nuestra ciudad, podemos encontrar ejemplos perfectos de la ceguera y avaricia de nuestros gobernantes y de las élites financieras. Estos yonquis del dinero y del crecimiento infinito ignoran el colapso climático y continúan con la construcción de grandes infraestructuras que ponen de nuevo en peligro nuestro territorio: la ampliación de la CV-60 en la Safor, la ampliación del Bypass de la A7 en València y como no, la ampliación norte del Puerto de València”.

Una ampliación, que según indican “no se sostiene en ninguna dimensión: económicamente será ruinosa, nos hipotecaremos para servir a MSC y no podremos invertir en otras cosas, dado que la mayoría de contenedores están de paso y no se vinculan a la actividad económica del territorio. Ambientalmente será la estocada final de laAlbufera, de sus arrozales y playas, del aire que respiramos, el anillo metropolitano de pueblos y huerta se verá más fraccionado y asfaltado. Laboralmente, una vez finalizadas las obras, y gracias al nivel de robotización y automatización, muchos puestos de trabajo serán destruidos”.

En el manifiesto que han redactado para esta jornada de huelga destacan que “la pandemia de COVID-19 ha desplazado el foco mediático y ha hecho que la “crisis climática” haya prácticamente desaparecido de nuestras mentes durante este año y medio. No obstante, no podemos olvidar que las epidemias como esta son fruto de la acción de los seres humanos: destruimos hábitats desplazando animales salvajes, traficamos con ellos y la globalización desatada lo amplifica todo a escala planetaria”.

Subrayan que “durante el confinamiento vivimos una dicotomía difícil de abordar: la parada repentina del sistema frenó en seco la emisión de gases de efecto invernadero, pero hizo aumentar el número de personas en situación de pobreza en el Estado español hasta los 3.3 millones. Tenemos que afrontar la crisis climática desde la justicia social, sin dejar a nadie atrás, porque un colapso como este volverá a ocurrir, es simplemente cuestión de tiempo. Los seres humanos no podemos permitir que se vuelva a la normalidad de 2019, tenemos que tomar decisiones valientes como sociedad para adaptarnos a la crisis climática y la futura crisis del sistema”.

Asimismo, indican que “estamos decepcionadas, porque mientras las autoridades se ponen medallitas con las nuevas leyes del clima, sabemos que estas medidas continúan siendo insuficientes para evitar sobrepasar el grado y medio respecto a la época preindustrial. El nuevo informe del IPCC advierte que el único escenario posible para evitar superar esta temperatura media sería parando la emisión de gases de efecto invernadero a 0 ahora mismo. Pero si hemos aprendido algo de la pandemia es que el paro inmediato del sistema no es la solución más justa, y nosotros nunca renunciaremos a un principio fundamental: luchamos por una vida y un futuro digno para todas”.

Finalmente, los convocantes anuncian que “es ahora o nunca, las decisiones que tomemos ahora, son decisiones a largo plazo que marcarán nuestro futuro. ¡Sabemos que la crisis climática tiene unos culpables, señalémoslos! ¡Mostremos disconformidad y rechazo por todo lo que han provocado! No olvidamos que formamos parte del presente, que queremos vivir y vamos a luchar por una vida digna. Estamos llenas de fuerza y no nos callarán. Porque somos la naturaleza defendiéndose a sí misma, somos la lucha por la vida y un futuro digno”.

Subir