28 de noviembre de 2020 28/11/20

La estación Aeroport de Metrovalencia se convierte en una de las principales entradas turísticas a la capital del Turia

  • La rapidez, comodidad y coste del trayecto son los aspectos mejor valorados por los usuarios

  • Más de 1.500.000 pasajeros la han utilizado desde su inauguración el 18 de abril de 2007

La estación de Aeroport de Metrovalencia se ha convertido en una de las principales entradas turísticas de la capital del Turia, al trasladar a las miles de personas que llegan a diario al aeropuerto de Manises, y a los familiares y amigos que acuden a recibirles o despedirles, hasta el centro de la ciudad de una manera rápida, cómoda y con un coste muy competitivo, tal y como señalan los propios usuarios de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV).

Cuando ya se han cumplido dos años de su inauguración (el 18 de abril de 2007 comenzó a prestar servicio la moderna Línea Puerto-Aeropuerto), la estación de Aeroport, de la que nacen dos líneas de metro, la L-3 hacia Rafelbunyol, y la L-5 hacia Torrent Avinguda y Marítim-Serrería, se ha consolidado como la mejor alternativa para que los turistas, en especial los de procedencia internacional, se desplacen hasta el corazón de Valencia para conocer su historia, patrimonio y gastronomía, busquen sus hoteles o se acerquen a las ferias, congresos o los grandes eventos que acoge durante todo el año la capital y su área metropolitana.

La buena aceptación por parte de los clientes de Metrovalencia del servicio que se presta desde la estación de Aeroport, que ha superado los 1.500.000 viajeros en estos dos años, se basa en un rápido desplazamiento de apenas 20 minutos hasta el centro de la ciudad, la comodidad de que los andenes se sitúen a sólo 175 metros de los aviones en pista, la distancia más pequeña en cualquier conexión entre aeropuerto y metro en España, y la excelente relación calidad-precio, ya que el viaje cuesta 1,90 euros (con el bonometro su precio se reduce a 65 céntimos) y no hay que pagar ningún tipo de suplemento como en otros medios de transporte o explotaciones de suburbano.

Además, en su conjunto, la conexión Puerto-Aeropuerto de la red de Metrovalencia, que ha superado en su segundo año de funcionamiento los ocho millones y medio de viajeros, se ha convertido en uno de los ejes más importantes de la red de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) gracias a la numerosa población a la que presta servicio (Valencia, Mislata, Quart y Manises), la intermodalidad en el transporte que permite (conexiones entre barco, avión y ferrocarril) y la consecución de una reivindicación histórica en la capital del Turia, acercar la fachada marítima a los ciudadanos en una época en que ésta acoge grandes eventos como la Copa América o la Fórmula 1.

Centro de Atención al Cliente
El Centro de Atención al Cliente (CAC) de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) instalado en el aeropuerto de Valencia, inaugurado el 1 de agosto de 2008 y el quinto de la red de Metrovalencia, atiende una media de 70 peticiones de información al día, más de 2.000 al mes, que se elevan por encima de las 3.000 en los meses de verano. En su quehacer diario, se diferencia perfectamente el turismo vacacional respecto al de ferias y congresos. En el pasado verano, las grandes citas, como el concierto de Madonna, la Tomatina, el Gran Premio de Fórmula 1, el partido del Villarreal contra el Celtic de Glasgow o las ferias de la Energía o Hábitat, supusieron los días de máxima demanda.

Los días de mayor afluencia son los jueves, viernes y lunes, correspondientes a las jornadas cuando los turistas llegan o se van desde o hacia sus puntos de origen. El horario más intenso de atención al cliente suele ser de 13 a 16 horas y se nota de manera notable cuando llegan al aeropuerto de Manises los denominados "vuelos baratos", cuyos usuarios utilizan mayoritariamente el metro.

En cuanto a los idiomas, el castellano es el más utilizado, seguido del inglés y el italiano, que se prodiga mucho si existe cualquier actividad relacionada con la Copa América. El liderazgo entre estas dos últimas lenguas sólo se invierte en el mes de agosto, cuando se produce una auténtica invasión del país trasalpino.

Subir