29 de febrero de 2020 29/2/20

Detenido un varón como presunto autor de un delito de robo con violencia y lesiones

  • Los policías detuvieron al sospechoso gracias a que fue retenido por el testigo de los hechos y más clientes del bar

  • El testigo de los hechos sufrió lesiones al reclamarle al presunto autor que devolviera los efectos sustraídos

Agentes de la Policía Nacional de Valencia han detenido sobre las doce de la noche del pasado sábado en un bar del distrito de Ruzafa, a un varón de 36 años, de origen marroquí, como presunto autor de los delitos de robo con violencia y lesiones, tras sustraer de un bolso dinero en efectivo y un teléfono móvil y provocar lesiones a un testigo de los hechos.

Al parecer, los hechos ocurrieron sobre las doce de la noche del sábado, cuando los policías que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a un bar donde se estaba produciendo una reyerta.

Inmediatamente, los policías se dirigieron al lugar en donde conocieron que momentos antes el testigo de los hechos vio como el ahora detenido introducía su mano en el bolso de una clienta, dirigiéndose acto seguido al aseo con las pertenencias ajenas, ante lo cual el testigo lo siguió para pedirle a dicho individuo los objetos sustraídos.

Una vez en el aseo el testigo de los hechos increpó al sospechoso que saliera del aseo o llamaría a la policía momento en el que el ahora detenido abrió la puerta y cogió fuertemente del cuello al testigo propinándole varios puñetazos en la cara para intentar huir con lo sustraído, al no conseguirlo el presunto autor volvió a introducirse en el aseo, donde quedó retenido por clientes del bar hasta la llegada de los policías.

Ante tales hechos y después de las averiguaciones pertinentes los actuantes procedieron a la detención del autor. Los objetos recuperados fueron entregados a su legítima propietaria.

El testigo y victima de las lesiones presentaba arañazos en el cuello además de un fuerte dolor y herida sangrante en una de sus manos por lo que tuvo que ser trasladado a un centro sanitario donde se le diagnosticó una fractura en su mano derecha.

El detenido, con antecedentes policiales, pasó a disposición judicial.

Subir