21 de febrero de 2020 21/2/20

El Claustro aprueba la reforma parcial de los Estatutos de la Universitat de València

    El Claustro de la Universitat de València ha aprobado hoy jueves, 1 de marzo, la reforma de los Estatutos de la institución académica. El nuevo texto ha sido votado afirmativamente por 217 claustrales, mientras ocho se han opuesto, y cuatro han votado en blanco. En su informe, el rector Esteban Morcillo se ha referido a las “tres grandes preocupaciones” actuales de la comunidad universitaria: las movilizaciones de estudiantes, la situación financiera, y los decretos de medidas para la reducción del déficit público.

    La reforma de los Estatutos tiene un eminente carácter técnico, tal y como ha explicado la secretaria general de la Universidad, María José Añón, y vendía obligada por la entrada en vigor de normas posteriores de rango superior. Pero la secretaria ha añadido que se ha aprovechado para introducir otras mejoras, tales como un reglamento electoral, que aumentará “la seguridad jurídica y simplificará procesos”. Por su parte, el presidente de la Comisión de Estatutos, Ricardo Juan, ha explicado el proceso de presentación de enmiendas, y la cifra de éstas que han sido aceptadas, negociadas o rechazadas”.

    Los estudiantes Pau Ivars, de la asociación A Contracorrent, y Joan Sanchis, del BEA, han criticado aspectos puntuales del proceso seguido, que, en su opinión, han podido dificultar una mayor participación de los estudiantes.

    La reforma de los Estatutos se justificaba por la aprobación de diferentes leyes. Entre otras, de la LOMLOU, de 12 de abril de 2007, por la cual se modificaba la LOU, de 21 de diciembre de 2001. La propia LOMLOU recalcaba esta necesidad y concedía un plazo de tres años porque las universidades acometieran la actividad en cuestión. En segundo lugar, hacía falta revisar determinados artículos de los Estatutos tras la aprobación del Estatuto Básico del Empleado Público (12 de abril de 2007). Asimismo, se ha adaptado la norma básica de la Universidad a la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. Y el mismo proceso se deriva de la entrada en vigor de la Ley 2/2011, de 4 de marzo, sobre Economía Sostenible.

    También existen determinadas modificaciones que no se encuentran ligadas a ninguna de las reformas legislativas antes mencionadas, pero sí a la promulgación de ciertas disposiciones tanto generales como de la propia Universidad. En especial, la aprobación del Estatuto del Estudiante Universitario; el Reglamento de selección del personal docente e investigador, el Estatuto del Personal Investigador en Formación de la Universidad.

    El Claustro de la Universitat de València ya había estudiado el pasado noviembre la reforma de los Estatutos de la institución. Pese a que la propuesta recibió un amplio apoyo (141 votos afirmativos, por cabeza en contra y 13 en blanco), la reforma no prosperó en no conseguirse, por sólo cinco votos, la mayoría absoluta, fijada en 146 .

    Informe del rector
    En su informe, el rector Esteban Morcillo se ha referido a las “tres grandes preocupaciones” actuales de la comunidad universitaria: las movilizaciones de estudiantes, la situación financiera, y los decretos de medidas para la reducción del déficit público.

    Respecto a las movilizaciones, el rector ha recordado los comunicados difundidos por diferentes estamentos de la Universidad y las gestiones realizadas ante de diferentes instituciones. En estos comunidades, se ha expresado el malestar de la comunidad universitaria por “la desmesurada” actuación policial en las concentraciones de estudiantes en la ciudad de Valencia. Esteban Morcillo ha expresado su agradecimiento institucional a los profesores y personal de administración de los centros donde se han registrado encierros de estudiantes.

    Respecto a la situación financiera de la Universidad, el rector ha recordado los retardos por parte de la Generalitat en la transferencia de los recursos económicos previstos en los Presupuestos autonómico. En el informe, ha detallado todas las gestiones realizadas, en especial los consejos de gobierno que las cinco universidades públicas realizaron para denunciar la situación, y por advertir de las consecuencias que estos incumplimientos puede provocar en la prestación del servicio público de enseñanza superior. Como dato concreto, el rector ha explicado que con fecha de 29 de febrero las universidades han cobrado, mediante transferencia bancaria, la mensualidad del pasado mes de diciembre. Restan pendiente de cobro, por tanto, las mensualidades de enero y de febrero.

    La tercera preocupación es el marco legislativo, de reducción del déficit. El rector ha informado que el impacto del decreto autonómico ha sido “muy limitado”. Por el contrario, el decreto de diciembre del Gobierno central sí que ha afectado directamente a las universidades: congelación salarial, no aportación a planes de pensiones, incremento de l’IRPF, y, sobre todo, la paralización de contratación, que afectará a sabáticos, eméritos y promociones del profesorado.

    La mayor parte de las intervenciones de los claustrales han hecho referencia a los recortes en la enseñanza pública y a la posición de la Universitat de València en este contexto. También ha habido intervenciones sobre el futuro del Colegio Mayor Lluís Vives, sobre la valoración de la titulación de dietistas y nutricionistas, sobre la aprobación de la Oferta de Curso Académico, sobre la extensión de Ontinyent, sobre política de becas, problemas en el proceso de matrícula, sobre la correcta extinción de las licenciaturas...

    Por parte de los estudiantes, la intervención más unitaria ha reunido representantes del BEA, A Contracorrent y SEPC. Diferentes portavoces han leído un manifiesto donde se denuncia el proceso de privatización del sistema universitario, se critica a la Generalitat por los incumplimientos en el pago a las universidades, se pide la dimisión de la delegada del Gobierno a Valencia por la actuación policial de los últimos días, y se reclama un apoyo institucional a las movilizaciones de los estudiantes, que, después, de la jornada de huelga del 29F, van a continuar. El comunicado de estas tres asociaciones de estudiantes se puede leer en la web de la Universitat: www.uv.es.

    El rector ha agradecido las intervenciones, “y también las críticas”, y ha pedido que, ante la situación de crisis actual, “todos y todas debemos estar juntos/as” en defensa de la universidad pública de calidad.

     

    Para la Mesa del Claustro han resultado elegidos Héctor Roig y Román Benajas.

    Para el Consell de Govern, se ha votado a José Manuel Almerich, Elena García Testal, Dulce Contreras, Elena Grau, María Jesús Martínez, Jesús Estruch, Teresa Picher, María José Lorente, Luis Torres, Javier Martínez, Cristóbal Zaragoza, Dolores Forés, Robert Penadés, Pablo Gallén, Abel Baselga, Gabriel Salinas, Rubén Ramírez, Gonzalo Montiel, Miquel Coll y María Luisa Manzano.

    A la Comissió d’Estatuts se incorporan Miguel Vargas, Joan Colomer, Javier Bocero, Antonio Fabuel, María Murcia, Germán Salazar y Eva Calonge.
    Para la Comissió de Professorat se ha elegido a Alicia Villar.

    La Comissió de Política Lingüística incorpora a Gabriel Aparicio.

    Finalmente, a la Junta Electoral, el Claustro ha elegido a Eduard Comeig Ramírez, Marc Xelvi, Victoria Hurtado, Ignacio Nebot y Carmen Yolanda García.

     

    Universitat de València

    Universitat de ValènciaEntrar en el especial
    Subir