6 de abril de 2020 6/4/20

Bertarelli: "Valencia tendrá Copa, con independencia de la decisión judicial"

    Ernesto Bertarelli, propietario del Alinghi, ha asegurado hoy que Valencia acogerá la 33 edición de la Copa del América en 2010, con independencia de la decisión del Tribunal de Apelación de la Corte Suprema de Nueva York sobre su litigio contra el BMW-Oracle.

    Bertarelli ha afirmado que quiere celebrar la próxima edición en Valencia, ya sea en formato convencional con varios equipos si ganan el juicio o en un duelo al mejor de tres regatas contra el sindicato estadounidense, en caso de que lo pierdan.

    El magnate suizo ha participado en una conferencia de propietarios y organizadores de acontecimientos deportivos, enmarcada en el congreso "Grandes eventos deportivos: clave para el desarrollo de las ciudades" que se celebra desde ayer en esta ciudad.

    Tanto en su conferencia "La Copa del América: un sueño, una visión, un éxito" como en sus declaraciones posteriores, Bertarelli ha asegurado que si los tribunales le dan la razón, Valencia será la sede de una nueva edición "única y espectacular" y ha reiterado sus contactos con las autoridades para concretarla.

    "Si ganamos el pleito tendremos una edición convencional con equipos, presupuestos más reducidos y más posibilidades de ganar para todos y Valencia tendrá un acontecimiento único y espectacular", ha afirmado, al tiempo que ha dicho que si la ciudad quiere Copa en 2010 aunque compitan sólo contra BMW, la tendrá.

    "Para mí es más importante firmar el acuerdo con Valencia que lo que piense BMW", ha agregado en relación a la ventaja que pueda estar dándole al equipo estadounidense por anunciar la sede de un hipotético duelo con ellos cuando puede guardarse esta noticia hasta seis meses antes de la competición.

    Bertarelli ha admitido que se equivocó al anunciar tan rápido -nada más ganar la regata en julio de 2007- que Valencia acogería la 33 edición y sus nuevas ideas para la competición: un único y nuevo barco y reducir a dos años la celebración de la siguiente cita.

    "Queríamos avanzar demasiado rápido por conseguir que la ciudad se mantuviese involucrada y siguiera la inercia del éxito, cambiando el periodo de cuatro a dos años y anunciando nuestra nueva visión de la competición, y quizá nos precipitamos", ha argumentado.

    Bertarelli actuaría ahora de forma diferente: "Dejaría unas semanas antes de anunciar un nuevo contrato con la ciudad y un nuevo Protocolo con los equipos. Primero celebraría el triunfo, después haría un análisis de la competición y sacaría conclusiones. Luego, con calma, anunciaría la nueva visión de la Copa", ha afirmado.

    No obstante, ha defendido que su visión "no estaba equivocada" y que, a pesar de que están inmersos en un proceso judicial, hay equipos que les han secundado, concretamente los dieciocho inscritos hasta ahora.

    El regatista suizo ha admitido que el saldo de la Copa América en cuento al presupuesto fue negativo y para recuperarse deben mantener a los patrocinadores y reducir los costes de los equipos.

    El presupuesto medio de los equipos de la 32 edición fue de 60 millones de euros -algunos se gastaron más de 100- pero, según ha matizado, "hoy en día, con la mitad, se podría ganar la Copa".

    "Con la novedad del nuevo barco, los equipos no tienen que adquirir tecnología del pasado sino que todos parten desde cero con unas reglas nuevas y tienen las mismas oportunidades de ganar", ha resaltado.

    Bertarelli ha insistido en que ya se empieza a entender las ventajas del cambio que han planteado en la competición porque supondrán "la entrada de nuevos equipos en la competición y un mayor nivel de competitividad".

    Preguntado por la posibilidad de que si el BMW-Oracle pierde el juicio se le abran las puertas para participar en una 33 edición convencional, Bertarelli ha argumentado que la decisión compete "a todos los participantes".

    "El coste del litigio judicial ha sido para todos, no sólo para mí. Espero ganar y luego discutirlo con los equipos porque es una decisión de toda la comunidad de la Copa del América. Lo que está claro es que han hecho mucho daño", ha concluido.

    Subir