18 de septiembre de 2020 18/9/20

El Ayuntamiento ultima los trámites para la concesión de las 28 VPP construidas por AUMSA en Campanar

  • Bellver ha visitado hoy estas viviendas, que son las primera que cuentan con placas solares para calentar el agua

El Ayuntamiento de Valencia ultima los trámites para la concesión de las 28 Viviendas de Promoción Pública (VPP) construidas por la empresa municipal AUMSA en el número 70 de la calle Maestro Rodrigo. Estas viviendas protegidas, adjudicadas el pasado mes de enero mediante un sorteo público en el que participaron 800 ciudadanos, son las primeras que concede el Ayuntamiento en régimen de alquiler con opción de compra, y las primeras que cuentan con placas solares para calentar el agua.

El Alcalde en funciones, el Concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, ha visitado hoy estas VPP de Campanar que tienen una media de 85 metros cuadrados y se alquilan por 430 euros mensuales, un porcentaje de los cuales se da a cuenta del precio de compra, que se puede hacer efectiva a los 10 años.

Tras comprobar el resultado final de las obras de construcción de estas viviendas “ubicadas en una zona interesante y al lado de la huerta”, el Alcalde en funciones ha manifestado su satisfacción, “porque amplían la oferta de viviendas de protección pública de la ciudad, que es uno de los objetivos del Ayuntamiento de Valencia que sólo este año, y hasta el momento, ha concedido un total de 281 licencias para la construcción de VPP”.

Actualmente, ha continuado el Concejal, el 43% de las licencias que se conceden en Valencia para la construcción de viviendas son para VPP, y cabe destacar que las nuevas licencias que se tramitan en suelo urbanizable, cuya construcción conlleva la obligatoriedad de reservar suelo para viviendas protegidas, que, en principio, se destinan a personas menores de 35 años, mayores de 65 años o con alguna discapacidad.

Las nuevas VPP de Maestro Rodrigo, que en su mayoría han recaído sobre gente joven, por lo que contarán con un patio trasero con juegos infantiles, “se enmarcan en la citada política municipal de favorecer el acceso a la vivienda”. Y, además, ha destacado Jorge Bellver, “cumplen una promesa electoral del Partido Popular que anunció la implantación de la concesión de VPP en régimen de alquiler con opción de compra en la ciudad de Valencia, con el fin de atender una demanda ciudadana, que quedó evidenciada en la cantidad de solicitudes que se presentaron a la convocatoria para la adjudicación de estas viviendas y otras 14 que se construyen en la calle Arquitecto Segura de Lago, en San Isidro”.

“Otra prueba de la política de vivienda del Equipo de Gobierno de Rita Barberá- ha continuado Bellver-es el precio de la vivienda en Valencia, que según los últimos datos de la consultora Tinsa, es inferior al de otras 16 capitales de provincia de España”.

Por otra parte, ha resaltado también Bellver, “estas son unas viviendas se cumplen con la política de desarrollo sostenible que lleva a cabo el Ayuntamiento de Valencia puesto que son las primeras viviendas que aplican la normativa que establece la obligatoriedad de que las nuevas construcciones cuenten con placas solares para el calentamiento del agua, una medida que no encarece el precio final de la vivienda”.

El equipo de gobierno mantiene su compromiso de que la subestación en el nuevo cauce sea soterrada
El Alcalde en funciones, Jorge Bellver, quien ha aprovechado su encuentro con los medios para lamentar la pérdida del Conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, José Ramón García-Antón, ha anunciado que el Ayuntamiento de Valencia ya ha recibido la aprobación definitiva del fallecido Conseller para modificar el planeamiento, tal como se acordó en el Pleno Municipal, para permitir la construcción de la subestación del nuevo cauce.

Ratificado este acuerdo, ha explicado Bellver, el Equipo de Gobierno Municipal va a mantener su compromiso de que este nuevo equipamiento se construya soterrado y, consecuentemente, va a elaborar y presentar alegaciones al Estudio de Integración Paisajística de Iberdrola que contempla que la construcción de la nueva subestación no se realizará soterrada.

Subir