1 de diciembre de 2020 1/12/20

El Ayuntamiento pide que los consumidores sean exigentes con sus derechos

El Ayuntamiento pide que los consumidores sean exigentes con sus derechos - (foto 1)
    La concejalía de Sanidad y Consumo del Ayuntamiento de Valencia ha pedido a los consumidores que durante las rebajas de invierno reclamen sus derechos y sean exigentes con la calidad de los productos, al igual que lo hacen durante todo el año.

    La temporada de rebajas de invierno comienza el día 7 de enero y durará hasta el 14 de marzo, ambos incluidos.

    Según la concejal Lourdes Bernal, "este es el período legalmente establecido, pero los comerciantes son libres de fijar otros más reducidos dentro de este margen. Éstos no podrán ser inferiores a una semana ni superiores a los dos meses".

    Las rebajas no pueden confundirse con otras prácticas comerciales como son los saldos, las liquidaciones, las promociones o las ofertas. La normativa, ha indicado Bernal, "prohíbe vender artículos defectuosos o con taras como rebajas".

    Por otro lado, "el consumidor debe ser exigente con sus derechos y saber que los artículos que se vendan deberán haber estado ofertados con anterioridad en el mismo establecimiento y que el precio rebajado debe aparecer junto al precio antiguo".

    Para Lourdes Bernal, "todos los consejos son pocos a la hora de afrontar las rebajas. El consumidor ha de contar con todas las garantías al realizar sus compras. Al hacerlo, ha de ser también responsable, adquirir lo que necesita, leer las etiquetas e informarse ante cualquier posible duda".

    Como consejos al consumidor figuran comprobar las condiciones del producto antes de comprarlo y no permitir que se le dé otro de menor calidad. El cliente debe saber también, que si un establecimiento admite pagar con tarjeta el resto del año, no debe negarse a aceptarla durante las rebajas.

    Los comercios pueden no aceptar cambios (siempre que e producto no sea defectuoso), aunque para ello deberán publicitarlo debidamente en el establecimiento.

    En el caso de que éste no admita la devolución del dinero, pero sí ofrezca la posibilidad de entregarle un vale o bono por el valor del producto devuelto, es importante asegurarse de que en él consta el período de validez.

    Finalmente desde la Delegación de Consumo se aconseja resolver los posibles conflictos de forma amistosa. En caso contrario, existen alternativas como las Hojas de Reclamaciones o reclamaciones dirigidas a la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), al Servicio Territorial de Consumo o a las asociaciones de consumidores.

    Subir