25 de febrero de 2021 25/2/21

La alcaldesa en funciones defiende las estrategias sociales y no coercitivas ante el ‘top manta’ o los ‘gorrillas’

La alcaldesa en funciones defiende las estrategias sociales y no coercitivas ante el ‘top manta’ o los ‘gorrillas’ - (foto 1)

    La alcaldesa en funciones, Sandra Gómez, ha manifestado hoy su voluntad de abordar fenómenos sociales como el de los ‘gorrillas’ o el de los vendedores callejeros conocidos como ‘manteros’, “desde el punto de vista educacional y social, y no de manera represiva y coercitiva”.

    Gómez ha recibido hoy en el Ayuntamiento a la Plataforma Intercultural de València, con quienes ha tratado sobre los problemas que afectan a la población inmigrante en la ciudad, y los principales aspectos que competen al Área de Protección Ciudadana, como es el fenómeno denominado ‘top manta’ o la presencia de ‘gorrillas’ en las calles. Tanto la alcaldesa como la asociación han manifestado su coincidencia en las líneas de actuación que plantean, y que pasan por buscar “soluciones sociales y no sólo represivas y coercitivas, porque las personas que están vendiendo en las calles o en los aparcamientos lo hacen por necesidad –ha explicado Gómez- y se ven abocados a ello para poder sobrevivir día a día”.

    Por eso, la alcaldesa en funciones y delegada a su vez de Protección Ciudadana ha defendido la necesidad de “buscar la colaboración y la interdisciplinariedad en estos temas, implicar a otras Delegaciones como Servicios Sociales, para intentar dar otro tipo de salidas a estas personas”.

    En el caso del ‘top manta’, Sandra Gómez ha realizado una diferenciación entre “las personas que se dedican al pequeño comercio artesanal –la venta de figuritas o pulseras que hacen ellos mismos- del comercio de falsificaciones”. En el primer caso, se ha instado a los agentes de la Policía Local a que “dejen hacer”, puesto que se trata de una práctica inocua, ha explicado la delegada. “Pero eso se diferencia de la venta de falsificaciones –ha añadido- que, lógicamente, sí hay que perseguirlo y estar encima y actuar, porque tienen un impacto negativo en el comercio y, además, es un delito”.

    Por su parte, en el caso de la presencia de gorrillas, la alcaldesa en funciones ha calificado de “absurda” la práctica de “poner continuamente multas, como hacía el anterior Gobierno municipal, porque son personas que no tienen nada y que no van a poder pagar ninguna multa, y lo poco que tienen es para su día a día”.

    Por el contrario, ha explicado, la posición del Gobierno actual es disuasoria: “poner en las zonas donde se da este fenómeno a personas que están en custodia de la Policía Local realizando trabajos comunitarios, lo cual hace que los gorrillas habituales de las zonas se vayan, al estar ocupados esos puestos y haber presencia policial”.

    Tal como ha subrayado Sandra Gómez, “las actuaciones han de ser sobre todo no coercitivas sobre personas que no tienen nada, al tiempo que debemos buscar otro tipo de soluciones sociales y disuasorias; es decir, ir a la raíz del problema, porque existe un problema educacional, de falta de oportunidades laborales y es ahí donde hay que ir a atajar”.

    En nombre de la Plataforma Intercultural, Félix Ebanda ha manifestado su agradecimiento a la alcaldesa en funciones, y ha recordado que las multas a las personas inmigrantes “les dificultan poder regular su situación”. Ebanda ha asegurado que el trabajo impulsado por la concejala será “bueno para la convivencia en toda Valencia”, y ha recordado que “los inmigrantes no son terroristas, por lo que hay que buscar el origen de los problemas en vez de ir a quien está vendiendo en la calle, que lo hace porque necesita comer”.

    La visita ha estado integrada por el presidente de la Plataforma Intercultural Eduardo Bejar, junto al resto de miembros de la directiva, Nacho Almela, Félix Ebanda, Adolfo Giménez del Río, Mario Chanchay y Beatriz Pozo Cifuentes.

    Subir