1 de marzo de 2021 1/3/21

La UV advierte que de no aumentar la subvención de la Generalitat en 2016 habrá un “desequilibrio” de cinco millones

    El Consell de Govern de la Universitat de València ha estudiado este martes el informe sobre la situación económica-financiera de la institución. El gerente, Joan Oltra, ha explicado que si la Generalitat no aumenta la subvención para 2016 habrá un “desequilibrio” de cinco millones en el presupuesto. El Consell también ha aprobado, después de un intenso debate, la modificación de la Relación de Puestos de trabajo (RTL) del personal de administración y servicios.

    De acuerdo con los datos comunicados por Joan Oltra, la Gerencia trabaja para 2016 en un escenario de contención general del gasto y maximización de los ingresos. Los sueldos y salarios de los trabajadores públicos aumentarán un 1%, y se incorporarán las previsiones para hacer frente al 50% del extra de 2012. Esto provoca que los gastos de personal (también por antigüedad, quinquenios, sexenios...) aumentarán en 2016 alrededor de 3,3%.

    Los criterios de elaboración aprobados por el Consell de Direcció señalan una orientación hacia el mantenimiento de los recursos (0%) en las diversas unidades de gasto. Esto después del esfuerzo de contención que ya se lleva realizando a lo largo de los últimos años.

    Las estimaciones de ingresos para 2016 se sitúan en 335,79 millones de euros, lo cual significa un aumento de 5,17% respeto el año anterior por el impacto de la incorporación al presupuesto de la Universidad de la recaudación por títulos propios que gestiona la Fundación Universidad Empresa, la financiación del resarcimiento de la paga extra de funcionarios y la aportación del convenio de saneamiento de 2008 por valor de 7,20 millones de euros.

    Los gastos estimados son 340,77 millones de euros, lo cual provoca un “desequilibrio” de 4,98 millones de euros, si no aumentan los ingresos no finalistas para 2016, en particular la aportación de la Generalitat a la subvención ordinaria.

    De acuerdo con el documento presentado, a estas alturas la Universitat no mantiene ninguna póliza de crédito frente a los bancos y por tanto no se están pagando intereses por este concepto. Por otro lado, hay un atraso en la percepción de las subvenciones equivalente a 2,25 mensualidades (las correspondientes a los meses de septiembre, agosto y parte de mayo) por importe de 42,35 millones de euros.

    La Gerencia confía en recibir de una manera ordenada las mensualidades correspondientes a los meses de noviembre y diciembre. También, si se resuelve el resarcimiento del 26% de la paga extra de 2012, y se habilita el crédito necesario, se procedería a pagar este concepto.

    Por el contrario, la Generalitat no ha respondido a la autorización para negociar la carrera profesional para el personal de administración y servicios.

    Con relación con los ingresos por tasas, está previsto cumplir con las previsiones presupuestarias iniciales que eran de 56,8 millones de euros.

    Como deuda de ejercicio corriente, la Conselleria d’Educació tiene un saldo pendiente de pago de 68,3 millones de euros, dentro del cual están 61,2 por subvención corriente del 2015, correspondientes a las tres últimas mensualidades (septiembre, agosto y julio), más una parte de la mensualidad de mayo. El resto de deuda de la Conselleria d’Educació de este ejercicio, 7,1 millones, son por subvenciones para proyectos y formación de personal investigador, fundamentalmente.

    Modificación de la RLT

    El Consell de Govern, por otro lado, ha aprobado la modificación de la Relación de Puestos de trabajo (RTL) del personal de administración y servicios. Esta modificación había sido aprobada previamente en Mesa Negociadora, con los votos favorables de UGT, CCOO y STEPV, y el voto negativo de CGT. En la sesión se han escuchado voces en favor y en contra, en el que ha sido el punto más controvertido. El resultado ha estado de 28 votos favorables, 9 en contra y 3 abstenciones.

    La iniciativa nace de la necesidad de una reordenación progresiva de la plantilla de PAS, según ha explicado el gerente. Oltra ha identificado las diferentes premisas de las cuales partía el proceso. Por un lado, un reequilibrio del número de efectivos de las diferentes unidades en función de las cargas de trabajo, una vez estudiados los procesos y elaborados los indicadores correspondientes. En segundo lugar, una revisión la de clasificación de los puestos de trabajo en función de parámetros organizativos objetivables. Finalmente, una concentración de unidades para optimizar la asignación de recursos humanos.

    Para efectuar la remodelación, se ha realizado un estudio, centrado fundamentalmente en el sector de la administración general. La modificación afecta a dos tercios de la plantilla de este sector, que se sitúa en 1.193 personas. De ellas, 753 se verán afectadas por la remodelación.

    Subir