14 de desembre de 2019 14/12/19
Per Juanfran Barberá
Veus de Festa - RSS

Así se escribe la historia

    Desde que se anunció el cierre de RTVV, hemos asistido a una serie de acontecimientos que lo único que han hecho es poner de manifiesto la desunión que existe en esta bendita tierra que es la valenciana.

    No puedo dejar pasar comentar un titular aparecido en “El Mundo” que decía así: “Canal 9 debe a las Fallas de Especial 'los derechos de imagen' de 2012”. Unos derechos contemplados en los presupuestos de las comisiones de especial y que están en “el aire” debido al momento que atraviesa el ente público. ¿Y no es esta sino una manera más de agrandar el distanciamiento entre unas comisiones y otras de menos calado monumental? ¿ Quién asesora a RTVV a la hora de firmar estos contratos? ¿No existen comisiones falleras muy válidas en otras disciplinas que no ven “ni uno” de estos ingresos?

    Incluso si echamos un vistazo al pasado, la falta del pago de premios concedidos por RTVV ya fue denunciado en su día por la falla Marqués de Zenete que se vio obligada a denunciarlo públicamente al ser constantemente ninguneada y menospreciada con las contestaciones que les daban. Así se escribe la historia.

    Durante estos días se ha apelado al espíritu de la cultura, de la tradición, de la fiesta y al folkclorismo en general, y lo más destacado de las retransmisiones de Canal 9 eran “la ofrenda” y “la mascletà”, es curioso como poco, porque en las fallas hay muchos más actos tradicionales como “El cant de l´estoreta” con más de 50 años de antigüedad, las cabalgatas heridas de muerte y que no han tenido el “apoyo” para reflotarlas, teatro, playbacks o incluso “balls al carrer” que han pasado totalmente desapercibidos para “nuestra” televisión pública. Esa es la “televisión de las tradiciones”, mal asesorada y mal interpretada por gestores que la han llevado al caos. Así se escribe la historia.

    Y quisiera dar mi apoyo a todas las comisiones que de la nada van construyendo falla, que poco a poco van resurgiendo de las cenizas (topicazo fallero) y que sin estas ayudas, sin prácticamente ingresos y con mucha imaginación van sembrando para poder recoger la cosecha.

    Es el caso de la falla Matías Perelló-Luis Santángel i Canals, que tras muchos años de penar por el desierto, sin casal, sin prácticamente comisión y gracias a un artículo del compañero Moisés Domínguez en Levante-EMV pudo producirse el milagro tan deseado y un grupo de gente comprometida con las fiestas y las tradiciones se apuntó a la falla. El viernes pasado estrenaban casal oficialmente. La foto de don Salvador Barberá digno presidente perpetuo cuelga en lugar principal, con rostro bonachón, del que se siente padre de la comisión, amparando y seguro que aconsejando allá donde esté a este grupo de intrépidos falleros que han querido seguir con una comisión emblemática del barrio de Russafa. Así se escribe la historia.

    ocultar
    Así se escribe la historia
    Pujar