18 d’agost de 2019 18/8/19
Per Santiago Ríos
Con todos mis respetos - RSS

Génesis, capítulo 25

29 Y guisó Jacob un potaje; y volviendo Esaú del campo, cansado, 30 dijo a Jacob: Te ruego que me des a comer de ese guiso rojo, pues estoy muy cansado. Por tanto fue llamado su nombre Edom. 31 Y Jacob respondió: Véndeme en este día tu primogenitura. 32 Entonces dijo Esaú: He aquí yo me voy a morir; ¿para qué, pues, me servirá la primogenitura? 33 Y dijo Jacob: Júramelo en este día. Y él le juró, y vendió a Jacob su primogenitura. 34 Entonces Jacob dio a Esaú pan y del guisado de las lentejas; y él comió y bebió, y se levantó y se fue. Así menospreció Esaú la primogenitura.

El pasado viernes 12, hubo una rueda de prensa del partido Coalición Valenciana, en su sede de Burriana, para informar que la su hasta entonces actual concejala, había recibido una propuesta formal del Partido Popular, para incorporarse a las listas electorales del mes de mayo, en el Partido Popular que encabezará José Ramón Calpe.

Decía José Vicente Guinot que Mercedes Giménez estaba valorando por motivos económicos, en un esfuerzo de sinceridad, el aceptar dicho ofrecimiento que iba acompañado de una oferta de integración (en términos bancarios yo le llamaría absorción) para el resto de los integrantes del partido, en Burriana.

Al enterarse Mercedes de lo manifestado por sus “compañeros” de partido, no tardó en comentar que se lo habían inventado, “Si fuera un motivo económico, ¿estaría dónde estoy? Después de tantos años, lo único que me ha costado la política es disgustos y dinero”.

No quiso decir nada más y emplazó a los periodistas, a una rueda de prensa, para el lunes a las 13 horas.

Mientras llegaba la cita, me puse a husmear en la hemeroteca de este periódico y en ella encontré  el día 30 de octubre de 2006, donde en rueda de prensa tras darse de baja de Unión Valenciana, mediante una carta que envió por “burofax”, manifestaba que tras la aceptación de la misma “ya no estaré sujeta a ningún partido, ni a UV ni a ningún otro”.

“De lo único que se me puede acusar, es de haber luchado por el valencianismo político porque pienso que juntos iremos a algún sitio y separados no iremos a ninguna parte”.

Un gesto de integridad personal y de coherencia política que sin compartir su ideario, alabé públicamente, en defensa de los valores de la honestidad y de los principios que deben imperar en todo ser que entra en la política, para gobernar y servir a los ciudadanos que le han votado.

Tres días después, el presidente de Coalición Valenciana, manifestaba que “Mercedes es la única que mantiene el valencianismo político en el ayuntamiento de Burriana y por eso queremos que esté con nosotros” y respecto a las críticas recibidas de transfuguismo por el PP: “como pueden hablar ellos de transfuguismo, si el PP está plagado de tránsfugas de Unión Valenciana”.

Al fin y al cabo, siendo siempre fiel defensora de sus ideas, me parecía políticamente correcto que encabezara la lista de CV, ya que era un espacio natural que solamente ella debía ocupar, por sobrada dedicación, conocimientos y experiencia en el ayuntamiento y así se lo manifesté a su diputado autonómico Javier Tomás, compañero mío de trabajo.

Y lo que tenía que ser fue. 801 votos, el 5’11% de la totalidad de votos válidos, la uparon como concejal para la legislatura actual, con el consiguiente descalabro de UV que con 379 votos, el 2’42%, no consiguió el mínimo del 5% exigido y quedó fuera del ayuntamiento.

Con todo ello comprendí que los votos no habían sido para CV, sino más bien para Mercedes, por la defensa a ultranza de su particular valencianismo, lejos del encubierto catalanismo que según ellos practicaba el PP, a través del apoyo continuado a la “Acadèmia Valenciana de la LLengua”.

En su primera aparición en el Boletín de información municipal (junio 2007, núm. 334, pag.35), escrito en lengua valenciana, siguiendo las “Normes del Puig, segons la RACV”, agradecía públicamente a sus votantes, la confianza depositada “sabemos que nos habéis nombrado defensores de las costumbres y hechos diferenciables de los valencianos a nivel local” y explicando también el por qué había aceptado la concejalía de deportes.

En posteriores B.I.M., no paraba de criticar al P.P. y P.S.O.E., porque defendían a las corrientes catalanistas que según su criterio estaban contaminando las escuelas y otros diversos estamentos de la Comunidad Valenciana, haciendo hincapié al trabajo que tanto ella como la gente de su partido en Burriana, estaba haciendo en el tema de deportes, no cesando de alabarse por los resultados obtenidos. (Septiembre 2007, núm. 337, pag.36).

La sensación que se percibía desde el exterior, era de un partido bien estructurado, con ideales muy concretos, con una persona al frente que estaba esforzándose correctamente, siendo siempre leal a sus votantes, a pesar de que le llovían duras críticas de todas las partes.

Reprimía, más que ejercía la oposición contra el PP, indicándoles que su gobierno iba por el mal camino, a la hora de dedicarse a gastar el dinero municipal en campañas y cosas absurdas, en detrimento de las cosas que verdaderamente eran importantes. Una estrategia correcta, noble y muy educada, pero como se dice en estos tiempos “light”.

No era ese el talante que empleaba con los otros grupos del consistorio, CIBUR y PSPV-PSOE, contra los que aprovechaba la más mínima ocasión, para arremeter contra ellos, cuando le pedían explicaciones a su gestión delegada. Cabe resaltar el escrito contra los socialistas, publicado en el Pla (enero 2008, núm. 341, pag.35), en el que censuraba duramente sus infundadas críticas.

En el Boletín de febrero 2008, pág. 30, le hacían una entrevista, en la que respondía: “He d’agrair a la gent del poble que m’haja donat l’oportunitat de formar part de la corporació municipal i poder transmetre les nostres idees i el nostre treball pel nostre poble, pel meu poble. Es el que volia quan em vaig presentar”.

En ese mismo B.I.M., en la pág. 34, explicaba las razones que le habían llevado a dejar la gestión, de la concejalía de deportes. Comenzaba así: “El principal motiu es la falta de confiança en mosatros per part de l’Alcalde, el qual estaba més pendent de lo que li dia el partit socialiste,…”. Otro importante gesto de integridad política, al anteponer los ideales e intereses del partido, a los suyos económicos y de promoción personal.

A partir de ese mismo instante y siempre dentro de la corrección que había demostrado, inició una oposición más directa e incisiva que en algún aspecto, de interés general, me atrevería a definir de brillante. Recuerdo que en cierta ocasión, manifestó que el PP eran “els mestres de vendre fum” y también “cremant els diners que tant mos costen guanyar als borrianencs,…: el Ajuntament está arruinat. No hi han diners.”

Atacó abiertamente al “regidor de tanda”, como ella le llamaba, por el tema de las multas condonadas. Al partido socialista le adjudicó parte de la culpa de la situación de hundimiento que sufre nuestra ciudad y calificó al equipo de gobierno como:”El señor Calpe i la seua comparsa de volatiners gasten els nostres diners aplicant aquella famosa frase: Paga el pueblo”. (B.I.M. julio 2008, núm. 347, pág. 28).

Tampoco quedaron libres de crítica política, la Señora Fandos, la Señora Suai, la Señora Vicent, el Señor Sancerni, el Señor Granell, la Señora Montagut, el Señor Safont y sobre todo los Señores Isach i Perelló. Pero siempre las reprobaciones iban dirigidas a sus responsabilidades de gobierno y en ningún caso lo fueron a título personal, lo que le granjeó una serie de simpatizantes que se encargaron de divulgar su saber hacer, por todos los foros locales.

Resumiendo. Se le auguraba un prometedor futuro para las próximas elecciones municipales, encabezando nuevamente la lista de su partido, con un importante incremento porcentual del voto de adictos de los ideales que siempre había defendido y de los descontentos del PP que lógicamente supone el desgaste de poder.

A partir de septiembre de 2010, la actitud valiente y decidida que había tomado, comenzó a difuminarse como por arte de magia, sin que llamativamente se notara, aunque en algún minúsculo sector se temió que allí se estaba cociendo algo y cuando se interrogó particularmente a alguna de las partes intervinientes, se contestaba con negativas y desmentidos.

Aunque, conocedor de esta situación, por motivos que ahora no vienen al caso, lo comunique a amigos y contertulios, los cuales nunca me creyeron, pues algunos de ellos entendían más lógico el pase a CIBUR que al PP.

Pero al igual que los embarazos, por más que se quieran ocultar, al paso implacable del tiempo, siempre los manifiesta.

Al fin llegó el lunes 14 y la concejala de Coalición Valenciana en el ayuntamiento de Burriana, a las 9 de la mañana, presentó en el registro  su escrito de renuncia, después de lo cual lo comunicó al alcalde e hizo lo propio en la junta de portavoces. Posteriormente, como estaba anunciado, ofreció una rueda de prensa, desde el mismo ayuntamiento.

Después de todo lo que había estado leyendo de su trayectoria política, estos últimos años, me sorprendió una gran parte de sus declaraciones. Afirma no haber estado nunca afiliada a Coalición Valenciana y haberse sentido completamente sola en el desempeño de sus funciones, sin ningún apoyo, lo cual es la razón por la que tanto ella como Raúl Rubert que le acompañaba, también de CV, han decidido integrarse en las filas del PP.

Como decimos los valencianos, en ese momento “me va caure la llonganissa en la cendra”. Esto no es lo que ella había pregonado durante esta legislatura. ¿Nos está mintiendo ahora o la ha estado haciendo estos años atrás? Y si se sentía completamente sola, ¿Cómo es que le acompaña otro miembro del partido, al que ella nunca ha pertenecido? ¿Se acaba de afiliar y dar de baja o como ella nunca ha pertenecido a CV? Ruego me lo explique alguien, pues aquí queda un cabo suelto.

¿No creen mis queridos lectores que esto puede hacer suponer que durante casi cuatro años, hemos tenido una edila que encubierta en unas siglas, podía pertenecer o haber pertenecido, a un inexistente partido fantasma? Voy a dejarlo estar como está que me estoy haciendo un lío.

Al respecto de que si irá o no en la candidatura del PP, ha sido más prudente y no ha querido avanzar nada. Por tanto mientras no se confirme oficialmente dicha candidatura, no debo hacer ningún tipo de comentario al respecto, aunque como ella dice que sus razones no son, ni han sido nunca económicas, lo más seguro es que no vaya y que su función dentro del PP, sea meramente de asesora de temas municipales o de militante de base.

Tampoco voy a entrar en cómo ha sentado, en un sector de esa militancia de base del PP (así me lo han hecho saber), la incorporación de la ya “ex” edila y el supuesto menosprecio que por ella puede derivar, el tener que buscar gente de fuera para confeccionar una candidatura ganadora. Aunque no les debería sorprender esta situación, ya que no se trata de un hecho aislado y si recurren a las hemerotecas, podrán comprobar que es práctica habitual en esta formación política, a la cual en cinco legislaturas, le ha supuesto pingües beneficios electorales.

Ahora ustedes, hagan las cábalas que consideren oportunas y pueden opinar libremente, ante este nuevo caso de cambio de orientación política. Parece ser que la cola del león se ha comido a la cabeza del ratón. Si quieren mi pobre opinión, interiormente enfadado por haberme sentido engañado conmigo mismo, les diré que es harto lamentable que después del paso de los siglos, aún haya tanta gente que “supuestamente”, venda su dignidad por un mísero plato de lentejas y más terrible es aún que hayan “supuestos” sicarios que las sigan vendiendo.

Les dejo. Me voy a leer unas letrillas de Don Francisco de Quevedo y Villegas; aquellas que el valenciano Paco Ibáñez, en 1968, les puso música. ¿No las recuerdan? Son las que en el estribillo repetían siempre la misma frase, “poderoso caballero, es Don Dinero”. O mejor aún, igual pongo el vinilo de 45 r.p.m. y me tranquilizo con su tonada.

 

 24 comentaris
El azote de Jacques Riviere
El azote de Jacques Riviere
28/02/2011 11:02
Por una vez

Por una vez y sin que sirva de precedente me ha gustado su artículo y no me ha parecido ni aburrido, ni repetitivo como los de los robos a su chalet. Los comentarios lo avalan, unos a favor y otros en contra. Incluso sus " palmeros" se atrerven a replicarle. Buen articulo si señor.

ocultar
Génesis, capítulo 25
Pujar