18 d’agost de 2019 18/8/19
Per Santiago Ríos
Con todos mis respetos - RSS

Felices Fiestas

Antes de comenzar las pasadas fiestas en honor de la Mare de Déu de la Misericordia, el alcalde de la ciudad, manifestaba en la prensa el marcado sabor taurino de las mismas, aunque destacaba del programa en primer lugar, las celebraciones religiosas en honor a nuestra patrona ya que son realmente las que dan origen a esta fiesta, constituyendo el centro de la programación.

Aunque el presupuesto para las mismas se ha visto afectado por un recorte del 40%, este no ha repercutido significativamente en cuanto a participación ciudadana, a la hora de asistir a los diferentes actos festivos. Unos organizados por diferentes asociaciones, con el patrocinio municipal y otros de la propia comisión de fiestas.

Lo que desgraciadamente cada año esta perdiendo cuotas de popularidad, son las manifestaciones religiosas. Novena, misas y procesión, presentaban un aspecto desolador, aunque esta última se veía reforzada por miembros de alguna de las peñas, así como representantes de unas pocas comisiones falleras.

Habría que potenciar un poco más el carácter religioso ya que en el resto de los actos, con la imaginación de los unos y el dinero de todos, se han cubierto los objetivos. Por supuesto que hay aspectos que se deben mejorar, pero nunca una comisión, con un concejal de fiestas al frente, habían tenido que lidiar (y valga la expresión) un toro de estas características.

Me ha llamado la atención, el eco que en el ámbito de la prensa nacional, ha tenido el I Concurso de Eructos que organizado por una peña, tuvo lugar el pasado lunes 7 y sin embargo, ni en la prensa provincial, aparecía ningún tipo de reseña de otros actos culturales que fueron ofrecidos ese mismo día.

Pues si esto es lo que vende a nuestra ciudad, fuera de nuestras fronteras, yo propondría para las fiestas del próximo año 4 nuevos concursos 4, de similares características, ya que como decía un afamado economista y hombre de negocios, “No debemos fabricar lo que uno quiere vender, sino lo que el cliente quiere comprar”.

Antes que nada, habría que dejar claramente explicado en las bases lo que se va a premiar y que no ocurra lo mismo que ha ocurrido en el concurso de monólogos que en ningún lugar aparece a que se da el premio, si al monólogo o al monologista.

Estas son mis propuestas:

1º .- Un concurso nacional de “hacer el calvo”, donde se valoraría la rapidez de movimientos, tiempo de exposición, curvatura de la columna y el ángulo de flexión de las extremidades, independientemente de las dimensiones del trasero. Se debería considerar el instituir dos categorías, por sexos, descartando para la puntuación los elementos artificiales, como cremas, lociones, tatuajes y cualquier elemento decorativo.

2º .- Una macro demostración de ventosidades, con la ventaja de que el jurado podría usar el medidor de decibelios que utiliza la policía local, para el control de sonido de los chiringuitos. Tres primeros premios, a quién consiga el sonido más alto, al de mayor duración y al de mayor número de sonidos por minuto. Aquí se podría hacer como en la Fórmula 1: El primer día la Q1, el segundo la Q2 y el domingo la definitiva Q3.

3º .- Una mini olimpiada de lanzamiento de vomitonas. Podría ser espectacular, ya que la gente va preparando su puesta a punto, desde la semana anterior. La cancha debería ser circular, como si de una diana de dardos se tratara, pero de mayores dimensiones. Una cubeta central, donde se sitúa el participante que durante tres minutos (se puede estudiar el tiempo) debe alcanzar con su lanzamiento estomacal, alguno de los recipientes que se encuentran en su radio de acción. A mayor distancia, mayor número de puntos. Para este concurso que pienso promete, habría que instituir mayor número de premios, para que no se vean desbordadas las previsiones de la organización.

4º .- Un campeonato científico de zurullos humanos. Digo lo de científico, ya que el material para valorar las muestras el jurado, debe ser de plenas garantías y a poder ser avalado por alguna universidad de renombre (como ocurre con los yogures). Fundamental los guantes esterilizados y las mascarillas de total protección, para sus componentes, en el momento de la calificación. Habría que certificar la longitud y el grosor de las obras realizadas, aplicando la fórmula del volumen del cilindro, desestimando los ejemplares que se encuentren rotos o sospechosamente manipulados. Aconsejaría que en este caso, el secretario del jurado fuera un funcionario municipal que no especialmente tiene que prestar sus servicios en la tercera planta.

A quien corresponda, estudien detalladamente mis humildes propuestas y si son de su interés, no lo duden, tómenlas como propias ya que no voy a presentarlas en la oficina de patentes, para con ello contribuir al mayor esplendor de futuras fiestas patronales, de mi querida ciudad
.

N.B. Quiero agradecer públicamente al Concejal de Fiestas, su apoyo a los grupos de teatro locales. Gracias a su gestión fue posible representar en el Teatro Payá, la obra “La Reforma”, con entrada gratuita para todos los asistentes. Considero que este debe ser el camino y no las barbaridades que les he propuesto. Por favor, no las tomen en serio.
Muchas gracias D. Pedro.

 4 comentaris
diferencia
diferencia
30/09/2009 05:09
prensa nacional?

en qué periódicos nacionales ha salido el concurso de eructos???

ocultar
Felices Fiestas
Pujar