4 de desembre de 2020 4/12/20
Per Jesús Antonio Rodríguez Morilla
Un medio ambiente sin confinar - RSS

Reformas y nuevo presupuesto P.A.C. desde pasada “semana de pasión”

  • Exigencias para el campo español a partir de 2023, similares a las de los fondos de recuperación

Históricamente, cuando van a finalizar los plazos de vigencia a los que se encuentran sometidos los Fondos Europeos, en este caso, los de la POLÍTICA AGRARIA COMÚN, comienzan en los meses previos una serie de “Run-runes” provenientes de los Estados Miembros, a los cuales precede siempre los “globos sondas” que la propia Comisión Europea difunde.

Suelen consistir siempre en la misma vieja estrategia, una enconada posición de esta última, alrededor del inmovilismo o fuerte reducción presupuestaria en sus inicios, siempre dentro de una calculada y limitada progresión, para posteriormente, ir cediendo poco a poco hasta acercarse a los deseos de los Veintisiete, los cuales “a regaña dientes” van aceptando los recortes y reformas planteadas. Es decir, las clásicas reuniones maratonianas y sin fin a las que nos tienen acostumbrados.

Siempre se ha dicho que estos métodos recuerdan al antiguo film, EL DÍA DE LA MARMOTA, además, fácil de adivinar el acuerdo final, ¡que les voy a contar, pero forma parte de un escenario rutinario dentro del cual todos se “encuentran felices y comerán perdices”.

Recordarán que allá por los meses de marzo y junio, en este mismo Medio, comenzamos a contarles las primeras impresiones y “run-runes”, que corrían por los pasillos de Berlaymont sobre los Fondos P.A.C

Uno de ellos, trataba sobre la influencia que ejercería la ausencia de aportación correspondiente al Reino Unido, y que supuestamente, se habría de sufragar “a escote”, más o menos pronunciados, entre los demás Estados Miembros.

En líneas generales, el aspecto económico ha quedado resuelto en versión oficialista a través del Ministro Planas, dentro de su orden aceptable, aunque sin la conformidad de las Asociaciones, ASAJA y COAG, las cuales estiman haber dejado de percibirse cantidades muy superiores.

El nuevo Presupuesto para el septenio 2021-2027, roza los 344.000 millones de euros, con un recorte de un 10% en relación con el anterior, y sujeto al Marco Financiero Plurianual y al Fondo de Reconstrucción, significado, en estos momentos el desconocimiento del contenido qué supondrá dentro del lenguaje de la ingeniería financiera al uso.

Con el fin de ofrecerles a nuestros lectores la mayor información posible, hemos intentado desenmarañar la Fichas Temáticas específicas de la U.E a fin de conocer los importes a los que podrían tener acceso los países, pero además de su carácter diabólico de entendimiento, constituyen un auténtico océano en el que resulta fácil naufragar.

Como viene siendo tradición, serán Francia y Alemania, los más beneficiados en el reparto de fondos. En el lado opuesto, probablemente se encontrarán Polonia e Irlanda como productores de agricultura primaria, junto a España y Francia, los más esquivos a suscribir acuerdos con terceros países.

En cuanto a España, tendría acceso a 47.724 millones, destinados en un principio en un 60% en Ayuda Básica a la Renta, aún sin definir plenamente, y un 20% a los eco esquemas, como su propio nombre indica, “esquemas”, muy cuestionados, por un lado, los agricultores en el supuesto de no obtener el “placet” a sus actuaciones por parte de la Comisión.

Precisamente dichos eco esquemas no serán de obligado cumplimiento, en cuyo caso contrario, estarían sujetos los agricultores a penalizaciones sobre las subvenciones a percibir.

Por otro, las ONGs, también han criticado su bajo nivel en ambiciones en la Agricultura ecológica y el Medio Ambiente. Por lo que se observa, pocos contentos.

Los Planes Nacionales a partir de 2023, tendrán una importancia significativa, incluyendo objetivos ambientales y reducción de emisiones a partir de dicha fecha, en que cada país vendrá obligado a elaborar directrices más rígidas destinadas a cumplir los objetivos trazados por la U.E. agrupados entre otros en determinados Temas de carácter digital, alimentario, estabilidad y competencia, los cuales serán de obligado cumplimiento a fin de obtener las ayudas directas establecidas.

El periodo 2021-2022, servirá de transición, durante el cual los agricultores percibirán las ayudas basadas en el nuevo Presupuesto, pero rigiendo las normas existentes de la previa P.A.C.

¿QUÉ SUPONE EN ESTOS MOMENTOS PARA ESPAÑA LA REFORMA DE LA P.A.C. EN FORMA BREVE?

De momento, en las Asociaciones, ASAJA Y COAG, han debido tocar “zafarrancho de combate” ante el presumible aluvión de supuestos que se les vendrán encima, procedente de los Agricultores, así como, ¿por qué no editar para sus asociados, “ediciones de bolsillo” de la “GUÍA”, más abajo citada.?.......

Un espejo a observar serán las Administraciones Autonómicas y Locales, junto a la Estatal, las cuáles a tenor del calendario en marcha y avanzadilla, deberían tener sus máximos responsables como “Libro de Cabecera”:  LA GUÍA PARA ELABORAR PLANES NACIONALES DE INVERSIONES Y REFORMAS, ya que serán los primeros en afrontar las directrices a qué vienen obligados a través del PLAN DE RECUPERACIÓN.

Resumiendo, continuará pendiendo otra “Espada de Damocles” sobre el campo español si no nos preparamos adecuadamente a juicio de la UE.

Mientras tanto, se ha iniciado la andadura aprobatoria  través de la pertinente acción del Parlamento Europeo.

Pujar