30 de març de 2020 30/3/20
Per Jesús Antonio Rodríguez Morilla
Un medio ambiente sin confinar - RSS

“Coronavirus”, un indeseable Leviatán mitológico-político para gobernantes

    FOTOS
    “Coronavirus”, un indeseable Leviatán mitológico-político para gobernantes- (foto 1)

    La reciente madrugada nos ha traído la noticia sobre el fracaso en el Senado de EEUU sobre una votación referenciada a un Proyecto de Ley de estímulo importante sobre ayuda económica directa y masiva a los Estados para su lucha contra la Pandemia.

    Como suele suceder, y según fuentes cercanas, de un lado se situaron los demócratas y de otro, los republicanos ambos con un empate a 47 votos, sobre un objetivo de 60, con el hándicap de que estos últimos arrastraban la ausencia de 5 senadores, lo cual les hizo perder la mayoría preceptiva.

    Estamos seguros de que el citado Proyecto de Ley saldrá adelante y pronto, bien con el patrocinio exclusivo de uno de los partidos litigantes o mediante un acuerdo final entre ambos. No se pueden permitir desvaríos políticos.

    La situación, a medida que transcurre el tiempo, comienza a parecerse a otros ligares conocidos por el gigante americano en China, Italia o España, lo cual comienza a preocupar seriamente al otro lado del Atlántico.

    Según Washington Post, las autoridades sanitarias estadounidenses recelan de los antecedentes sucedidos en dichos países, ante la similitud de circunstancias en cuanto a la falta de equipos suficientes y la debida protección impartida a los colectivos sanitarios.

    Las últimas cifras dadas a conocer en EEUU, se refieren a 33.000 contagios y 410 muertes, un fuerte respingo sobre las iniciales.

    Ohio y Luisiana se han unido en cuanto a aislamientos a California, Illinois y Nueva York.

    No falta mucho tiempo para el próximo 3/11/2020, fecha de las elecciones en EEUU, y al igual que en Europa, ha aparecido en escena una especie de LEVIATAN MITOLÓGICO-POLÍTICO en forma de Pandemia, representando al caos y el mal ante el mundo conocido.

    Ojo pues, a la sensibilidad de los electorados de EEUU y a EUROPA, los cuales pueden entender inadmisible en pleno Siglo XXI, secuencias contagiosas dignas de la EDAD MEDIA, y eso, señores Parlamentarios de ambos lados de dicho Océano, suele presentar facturas de alto coste en unas elecciones.

    Pujar