14 de desembre de 2019 14/12/19
Per Javier Gual
La Diana - RSS

Jornada de reflexión

    Mientras se escriben estas líneas, estimada audiencia, la campaña electoral está a punto de finalizar: “¡Aleluya!”, pensarán Ustedes. Y es que hemos encadenado dos comicios, casi sin respirar, y los partidos políticos les hemos puesto por delante nada menos que cinco urnas, en muy poco tiempo, para que elijan a sus representantes en Europa, España, Valencia y, por supuesto, en Borriana: ahí es nada.

    Y a pesar de que temo su hartazgo ante tanta pancarta, tanto prometer y tanta sonrisa impostada, aquí me tienen, a punto de empezar la bendita jornada de reflexión (que parece un vestigio de tiempos pasados), para recordarles que votar es su derecho, y más que eso, una obligación ciudadana, ahora más trascendente que nuca… pues la extrema derecha amenaza con “rebobinar” los derechos y el tiempo a 40 años atrás, o más si es que pueden.

    Durante esta campaña (la última) y “para variar” hemos visto y escuchado de todo mientras se repartía a granel “merchandaising” del bonito en casi todos los espectros del arcoíris (naranja, azul, violeta, verde… y por supuesto rojo), acompañando al programa electoral de turno, prometiendo trabajo, instalaciones, la luna, las estrellas y la caída del maná… y “vamos a contar mentiras, tralará”.

    Y ahora será cuando alguno/a podría decir eso de que “todos son iguales” (programas y políticos) y miren: NO, NO TODOS SOMOS IGUALES. Y es la base de la reflexión que les quiero hacer antes de empezar la jornada que lleva ese nombre. No todos somos iguales, y no lo demuestran las palabras sino los hechos; y es que son los hechos –como les dije recientemente- los que demuestran la voluntad real de los políticos y su programa (no su “merchandaising” y sus pancartas, por grandes que sean).

    Así, durante cuatro años, los Socialistas hemos demostrado una preocupación real por los vecinos de Borriana, sacando a los niños de los barracones, acondicionando la carretera del puerto, asfaltando caminos y calles, construyendo rampas, reduciendo la deuda a la mitad, congelando impuestos, reactivando el PAI Sant Gregori (a pesar de la abstención del PP) y un largo etcétera que quedará para la posteridad de Borriana.

    Mientras, Fuster y Cía. olvidan a propósito estos hechos, que tanto criticaron, olvidan sus malos augurios –muy de “pitonisas” nefandas de ir por casa- que jamás se han cumplido, y se dedican a hablar de la vaca Rebeca y otras sandeces que no pueden compararse, ni de lejos, con el despilfarro al que sometieron a Borriana durante 20 años, mientras subían impuestos, montaban carpas sobre la fórmula uno, compraban un autobús fantasma, colgaban ovnis que se fueron volando o se financiaban con dinero público una excursión privada a Luxemburgo… y para colmo, jamás han pedido disculpas por ello, porque su vergüenza está donde la vaca, en paradero desconocido.

    Mientras, CIUDADANOS (ese partido que ya ha pactado con la extrema derecha) dice que no tiene “mochila”; mientras la candidata de CIBUR se infla a soflamas diciendo que no tiene siglas nacionales (y olvida que antes fue del PP, y que hasta hace un mes, presuntamente, iba a encabezar la candidatura de CIUDADANOS)… y suma y sigue, y sigue y suma, afirmando que no queremos soltar el sillón (cuando ella lleva casi 16 años en política), a nosotros, que fuera de aquí, además de vida, tenemos trabajo.

    Maria Josep Safont ha hecho una campaña sencilla, limpia, sin ostentación y sin la crítica mordaz de la que “los otros” han hecho gala, dejando un legado importante en Borriana y proponiendo una continuidad que va mucho más allá, desde la honestidad y el trabajo limpio. Y se lo vuelvo a repetir: no lo acreditan las palabras, sino los hechos, que son los que valen y sirven para hacer una reflexión real.

    Los Socialistas estamos muy orgullosos de ella y estamos seguros de que la mayoría de los y las burrianenses también lo están, porque su gestión habla por si misma… y en la jornada de reflexión estamos convencidos de que resuena el lema de “Maria Josep m’agrada més!” en todos aquellos que queremos una Borriana mejor.

    ocultar
    Jornada de reflexión
    Pujar