6 de desembre de 2019 6/12/19
Per Javier Gual
La Diana - RSS

La fiesta de disfraces de la derecha (hay que ser… ¡Torero!)

    Antes que nada les ruego disculpen la breve ausencia de esta sección de opinión, pero es que, entre acto y acto fallero (y desde aquí mi más sentida enhorabuena a l@s faller@s de Burriana), y con el empeño puesto en conservar una presunta “esbelta figura” (como algunos la definen), amén de los sustos a los que la realidad mediática nos somete, el santo se me fue al cielo como “el coneixement” de más de un@ a quien esta Diana le sienta pero que muy mal.

    Yendo al grano, y con los dardos puestos en las teclas, les diré que últimamente parece que el universo burrianense gire únicamente en torno a tres temas: el presupuesto, el arenal y los toros. Y no es que todos ellos tengan la misma importancia, pero alarmar constantemente sobre lo que levanta más ampollas es una especialidad de la derecha cibernética para darle “vidilla” a su personal.

    Así, como he leído hoy mismo en algún comentario por estos mundos cibernéticos la mar de acertado, donde casi nadie pone los apellidos, la derecha de Burriana (y con ello me refiero al PP y a sus marcas blancas/naranjas) se ha pasado prácticamente al comunismo de Trotsky, pues nos reprochan no haber hecho unos “presupuestos sociales”, incumpliendo programa: eso es de nivel 10 en hipocresía política, pues cabría preguntarse porqué no hicieron, cuando pudieron, los presupuestos que hoy reclaman. Pero el quid de la cuestión es que no se han enterado de qué es eso del “gasto social”, pues no sólo son ayudas de emergencia (que las hemos aumentado a una cifra jamás alcanzada), sino que también lo son los más de 300.000 € que destinaremos a los libros de la educación obligatoria ¿O es que eso no cuenta? A quien no está acostumbrado al gasto social, pues entendemos que le cueste entenderlo.

    A mayor abundamiento les pregunto ¿Saben ustedes cuantas propuestas ha hecho el PP para el presupuesto? Y miren que lo tenían fácil porque su portavoz, el Sr. Fuster, ha sido hasta hace cuatro días concejal del ramo y sabe de qué va la cosa… Pues miren, Don Juan, que se ha dedicado todos estos años a decir que no trabajábamos y que no hacíamos propuestas cuando no era cierto, porque se hacían pero las ignoraba, no ha hecho “ni una, ni mitja ni cap”. Se ha dedicado simplemente a abstenerse en la comisión, como lo ha hecho Ciudadanos (CIBUR, siembre más radical, ha votado en contra –qué raro-)… ¡Y eso que esta era la primera vez que los presupuestos se pasaban antes a la oposición que a la prensa! Querían participación (que parece que ahora, en su sentir democrático –recién estrenado, porque no lo han tenido jamás- les parece importante) y la han tenido ¿Para qué? Para nada.

    El Sr. Fuster juega a desinformar, para variar, y critica que la carretera del puerto esté dotada con un euro. Pues bendito euro. Miren: la cosa está en que se crea la partida, ni más ni menos, y luego veremos cómo y de dónde se consiguen los fondos que se precisan, porque el panorama económico que nos deja el PP, que vendían como una estampa de bonanza, ha resultado ser como la penúltima pasarela del Clot que también nos dejó el PP: en el fondo, puro escombro.

    Igual lo que tiene que hacer la derecha, tan preocupada por el gasto social, la plantilla, la carretera del puerto, y el “sursum corda” de su nuevo sentir ciudadano de casi izquierda moderada, es votar a favor la moción que hoy mismo hemos presentado, para que el gobierno de España (que aún se suyo, esperemos que por poco) financie a los municipios como toca, nos dé las competencias que nos corresponden para poder atender bien a los ciudadanos, y podamos trabajar mejor para Burriana, porque en el centro de la DIANA local, sólo puede estar una Ley de Bases de Régimen Local “com cal”.

    ¿Qué hacen entretanto sus feligreses cibernéticos? Pues se han vestido de sounders eufóricos. Tanto es así que una señora del PP llegó a colgar en su “face” (sí, hoy también hay “face”) que la culpa del cambio de ubicación des festival es del tripartito, y que no puede ser y que todos a manifestarse. Menos mal que la gente no se deja engañar, pues el día de la convocatoria ni siquiera esta señora fue a la “mani” ¡Qué mona le quedo la bromita!

    Y es que miren, por más que se quiera enredar, el tema es mucho más sencillo de lo que parece: el Arenal Sound es una empresa privada, con todas las letras. En su día llegó a un preacuerdo con el gobierno municipal para continuar en 2016, y después un Juez ha dicho –en definitiva - que se vulneraron los derechos fundamentales de algunos vecinos cuando gobernaba el PP y que eso no puede volver a pasar. Hay un recurso por el medio, pero de momento la Sentencia debe cumplirse. Y a partir de ahí la empresa propone que si ahora lo hago aquí, que si ahora allá (que es muy libre de hacerlo), que si ahora vendo entradas (y corre ella misma con los riegos que le toquen, lo quiera o no) y entretanto los técnicos informan según corresponde. ¿Que qué pensamos los socialistas? Pues que vamos a aplicar la Ley, que en este momento es lo que dicen las normas y el Juez, y punto: la más pura legalidad. Se sigue el procedimiento normal: la empresa, como cualquier otra, presenta lo que cree que debe presentar, y los técnicos informan, y “chim pum”, y todos a cumplir.

    Y si todo esto a los burrianenses pretende soliviantarles, pues miren… la derecha además de vestirse casi de comunista trostkista cuando habla de presupuestos, o de sounder indignado para culparnos de aquello que no nos corresponde, también se quiere vestir de “Manola” (o Manolete) para hablar de “bous al carrer” a ver si alguien sale “embolat”. Y conste que desde aquí muestro todo mi respeto por quienes gustan de dichos festejos, que no voy a entrar a valorar.

    Y es que el “face” de otro señor muy torero y muy del PP pues nos pone un poco a caldo por no haber puesto la bandera del citado festejo en el balcón del Ayuntamiento y por no potenciar que haya toros en Sant Blai, llega a comparar que otros colectivos sí que han visto su enseña colgada en ese sitio (como la bandera LGTB), y parece ser que diciéndonos de todo menos guapos en algún que otro corrillo. Pues miren, es que no es lo mismo querer eliminar la discriminación que sufren algunos colectivos HUMANOS, como el LGTB o las víctimas de violencia de género, que querer potenciar una fiesta ¿O sí? Pues no, lo mismo no es. Para nada, y si eso no lo tienen claro, mal vamos. Que una cosa es hablar de personas víctimas de la discriminación y otra muy distinta “dels bous”, cuyos fans tienen todo mi respeto.

    Hay que ser muy pero que muy “torero” para verter ciertas afirmaciones y buscar polémica donde no la hay ¿Saben ustedes quien permitió toros en Sant Blai un año y luego dijo que de eso nada? Calpe, del PP. Que no se nos culpe de lo que no nos toca. Más vergüenza torera y menos demagogia, que está claro que los festejos atraen al público, pero es notorio que en Burriana hay unos cuantos y que no se han prohibido ni menguado ¿O sí? Pues no, y lo suyo cuestan en seguridad y demás, y tienen sus peligros, que esto no es todo miel sobre hojuelas.

    A todo esto, mantón y capote en ristre, el PP de Burriana presenta para el próximo pleno una moción torera reivindicando “bous” y “señas de identidad”, y ala, a mezclar churras con merinas y a desviar la atención de lo importante, no sea cosa que se les escape un voto más… Propuestas para el presupuesto = NINGUNA, mociones de toros = SÍ. Eso son datos objetivos, que no me los invento, y que dan ganas de poner un par de banderillas en el centro de esta diana.

    Y así están las cosas, señor@s, el PP despertando polémicas sin sustancia, porque los toros no están peligro, en lugar –previsiblemente- de apoyar la reforma de la legislación en materia municipal que tanto necesitamos para poder hacer más. Valga el símil taurino: con la Derecha hemos topado, y su fiesta de disfraces de comunista, sounder, y Manola… A la Derecha mediática le diría como a Manolete: en estos líos ¿Para qué te metes?

    PD: cualquier parecido con la realidad no es casualidad, es tal cual, se lo dice Javier Gual.

     10 comentaris
    Luis García Palmeral
    Luis García Palmeral
    28/12/2015 09:12
    Me caiste del pequeño pedestal

    Me lo habían contado pero no me lo podía creer. Tenía al señor Gual como la única persona, después de la alcaldesa, un tanto documentada dentro de esa trilogía de marionetas que ocupan los sillones de nuestro ayuntamiento, bailando cada una a un compás diferente según les sopla el aire de quién les maneja, pero después de leer este sainete me parece que estaba equivocado. Creia que era más serio y responsable y que se dedicaba a algo más que no fuera decir tonterías y sandeces en clave graciosa que no me ha hecho soltar ni una sonrisa, más bien una mueca de desagrado. Señor Gual, lo suyo es la poesía, la falla, el sainete, la cabalgata del ninot y el disfraz chabacano. Para todo lo demás, manténgase al margen y quizá podrá pasar desapercibida su rabia y mal proceder. Atentamente con nombre y apellidos para que usted no tenga ningún motivo de duda

    ocultar
    La fiesta de disfraces de la derecha (hay que ser… ¡Torero!)
    Pujar