20 d’octubre de 2019 20/10/19
Per José Megias Vergés
La Columna de Jomeve - RSS

La preparación y deficiencia de los políticos

    Si analizamos con detenimiento a los políticos podemos ver la falta de formación y preparación académica.

    Solo hemos de seguir los pasos después de la política. ¿De qué trabajaría Felipe González si no hubiera entrado en política? ¿Y Aznar, Zapatero, José Blanco, Bibiana Aido, Celestino Corbacho, José Montilla, Astur Mas y 1500 más que todos conocemos. Seguramente estarían todos o la mayoría en el paro.

    Pues bien, el interés de entrar en política está demostrado que es para beneficiarse económicamente. Cuando un gobernante ha pasado toda la vida laboral en política, seguramente pierde el sentido de la realidad y poco a poco va moldeando el partido a que pertenece a su imagen y semejanza.

    Cuando se profesionalizan reúnen a su alrededor una corte de aduladores, lo que se denomina “patología narcisista de grupo”. Se desvían de la realidad y pierden la objetividad y se vuelcan contra enemigos imaginarios.

    Dentro unas semanas podremos ver como los partidos políticos se preparan para que no sean eliminados de sus asientos.

    En estas elecciones municipales ha aparecido un enjambre de nuevos partidos. Muchos nos preguntaremos por qué ha ocurrido este nuevo fenómeno, pues bien, los ciudadanos se han dado cuenta de las grandes deficiencias de los políticos que nos han estado gobernando. No pensemos que la preparación de los que vienen será mejor que los que están.

    Una hornada de nuevos políticos, o mejor dicho, de ciudadanos metidos a política, amenaza con desembarcar en las instituciones y ponerlo todo patas arriba. En una cosa sí coinciden, es que dicen que ellos no son políticos, pues bien, después de estas coincidencias que alguien me explique cómo los ciudadanos podremos elegir a los nuevos gobernantes.

     2 comentaris
    paco planelles
    paco planelles
    20/04/2015 04:04
    Política y politicos

    Es odioso generalizar. Odioso e injusto. Pero evidentemente la mayoría de los políticos lo son porque no sirven para otros menesteres. Un abrazo José. Es un verdadero placer el leerte

    ocultar
    La preparación y deficiencia de los políticos
    Pujar