20 d’octubre de 2019 20/10/19
Per Ramón Jesús Pérez
El Puntero - RSS

El vacío de un ídolo

    Hay personajes que  por su actividad, son tan populares que forman parte de uno; ese ser era un Ángel de cabello  blanco; el hermano mayor que siempre estaba ahí creando afición; fue un fatal descuido que le costó la vida, el destino de las personas.

    Es difícil estar sin él, sin escuchar sus comentarios por la pequeña pantalla, era parte de los domingos con la familia; ¿Cómo llenar su vacío? Han sido muchos años con su grata compañía, ha creado afición.

    Con sus 12 + 1 premios ganados, fue de los primeros de nuestros motoristas que ha paseado el   nombre de España por el mundo. Ha creado escuela en nuestro País, también ha creado afición, una afición que crece día a día y que va a seguir creciendo.

    Sí, nuestro héroe   fue un deportista único en conseguir éxitos para el deporte español, y más concretamente para el motociclismo; creó escuela y sus discípulos se suben al podio en todos los campeonatos.

    Eso es un maestro de las dos ruedas, haciendo arte en cada curva y en cada recta, poni en pie a toda la afición, carrera a carrera sin fallar, sin rendirse ande nada; con una deportividad impecable.

    Como comentarista, tuvimos la oportunidad de aprender del Maestro muchas cosas: qué es  la cúpula, la horquilla, los diferentes tipos de neumáticos; era interesante saber detalles como estos  que nos interesan a los aficionados.

    Pero Ángel no se ha ido, él se ha quedado en los buenos moteros, y cada vez que escuchemos el rugir de una moto nos acordaremos de él, los seres queridos no se van, están cuando pensamos en ellos, Ángel no se ha ido, vivirá en el corazón de cada aficionado.

    ocultar
    El vacío de un ídolo
    Pujar