21 d’octubre de 2019 21/10/19
Per Ramón Jesús Pérez
El Puntero - RSS

Hace cincuenta años que…

    Se dice tantas cosas para manejar a la sociedad,  para controlarla en momentos clave, cuanto conviene que la gente esté calladita en sus casas viendo futbol y toros; era todo mucho más fácil cuando las personas ni pensaban, solo veían la tele en blanco y negro.

    Los norteamericanos, decidieron que aquello era muy aburrido, y dieron  la gran noticia: “El hombre había llegado a la  luna”; todos nos lo creímos, sobre todo los niños, que estábamos jugando a ser técnicos de la NJASA, era divertido ponerse la silla de la abuela delante y creerse un técnico espacial.

    Cincuenta años han pasado de aquello, y algunos dudamos  si fue verdad, con una tecnología “arcaica”; algunas hipótesis apuntan que aquello era un montaje, muy bien montado,   la carrera espacial se ha detenido.

    A veces se lanzan trastitos, con personas flotando, pero no  pasa de ahí; se mandó  un robot a Marte y lo único que había agua: tan escaso dato no nos dice nada, si  hay agua hay vida, aunque sea vegetal, que ya sería un avance.

    La carrera por el espacio siempre ha constituido una lucha entre potencias, los dos países más poderosos del mundo, Estados Unidos y la antigua Unión Soviética, emprendieron una  carrera tan inútil como absurda, sin ninguna utilidad más que medir sus fuerzas.

    Gracias a la llegada del hombre a la luna, tenemos adelantos, como  los sistemas inalámbricos, tan cotidianos como los mandos de televisión a distancia o las aplicaciones en equipos informáticos.

    Se hizo que el hombre llegó a la luna, que algunos lo vimos con ojos infantiles, pero ha pasado medio siglo,  y no se ha descubierto nada notorio que haya cambiado la humanidad, solo se dice lo que les interesa.

    Si fue verdad ¿porque no hay una estación lunar? Solo hay que pensar un poco, y no dejarse manipular; eso es lo que pretenden, que no pensemos, que nos creamos lo que ellos dicen para controlar a la sociedad; pero no, no estamos en los años sesenta.

    ocultar
    Hace cincuenta años que…
    Pujar