19 d’octubre de 2019 19/10/19
Per Cristina Querol
El Picadero - RSS

Ci vediamo President!

    En política es difícil saber entras pero aún lo es más saber salir. Este sábado el Presidente de la Diputación de Castellón supo hacerlo, lo cual ya es mucho más de lo que se puede decir de tantos políticos.

    En el adiós, como diría Benedetti, ya estaba la bienvenida, y es que Carlos Fabra dijo “hola” al tiempo que preparó su adiós, no sin antes mostrar su deseo de que Javier Moliner afrontase el nuevo reto de sucederle.

    El partido mostró su confianza absoluta y su pleno apoyo al futuro presidente, que supo ilusionar con un discurso en el que el trabajo y la suma de todos son sus banderas, y la provincia de Castellón, su nuevo horizonte. Y es que pocas pegas se pueden poner cuando los valores y la gestión se dan la mano, como vimos el sábado en el Auditorio de Castellón.

    Un Auditorio que supo aplaudir el trabajo de Moliner en el Ayuntamiento de Castellón y a su alcalde, Alberto Fabra, con quien ha crecido políticamente al frente de la ciudad, hasta llegar a ser “un soldado forjado en el castillo de Castellón”, en palabras de Alberto. La mirada cómplice y las palabras del alcalde lo decían todo, y es que pocas cosas requieren más talento que saber apreciar el talento de otro.

    Y así es como el Partido Popular de Castellón ha vuelto a demostrar dos cosas imprescindibles en democracia y fundamentales en política: saber renovarse y hacerlo desde el liderazgo. Un liderazgo clave en una provincia que se ha hecho fuerte construyendo un futuro sobre el olvido en el que la ha intentado sumir el gobierno de Zapatero con el beneplácito de quienes, en su propia tierra, se rinden a los pies de unas siglas que ningunean a su gente.

    Esas siglas son las del PSPV, que hoy llora el adiós de Fabra más que nadie. Y es que a medida que se acercan las temidas urnas, la luz se cierne más clara sobre el fracaso de una estrategia de desprestigio y difamación que los castellonenses han demostrado no querer en su clase política. Porque la verdad aflora siempre y hoy se constata que colgar etiquetas es tan fácil como difícil es competir contra el trabajo bien hecho.

    Quien, como yo, vio esta provincia hace quince años y la ve ahora puede entenderme. Y es que, en palabras de Machado, mientras otros siguen esperando a que el aire sople donde tienen la vela, el Partido Popular ha vuelto a poner la vela donde sopla el aire.

     11 comentaris
    yomismo
    yomismo
    19/10/2010 10:10
    comentario

    ¡Un botellón en la tumba de Cervantes! Excelente idea. Sinceramente creo que Cervantes estaría orgulloso, acuérdese usted de que Don Quijote confundió los molinos con gigantes como consecuencia de una sobredosis de vino. En serio, utilice usted a los autores que quiera. Yo simplemente he expresado mi extrañeza por ver a personas de tan distinta catadura moral juntas en un mismo texto. Pero por supuesto, la cultura es libre (o debería de serlo), y cada uno puede hacer el uso que desee de ella. Por otra parte, creo que debería agradecerme un poco que haya contribuído a avivar este blog suyo con mis comentarios. Últimamente estaba la cosa muy parada, y con sus artículos fomenta muy poco el debate. Un saludo

    ocultar
    Ci vediamo President!
    Pujar