22 d’octubre de 2019 22/10/19
Per Paco Varea
El Macero - RSS

Me da vergüenza ajena dejar desvalidos a los niños

    Me da vergüenza ajena que exista una ley donde los niños queden desvalidos por culpa de sus padres, quienes quizás estén atravesando unos momentos críticos o quizás utilicen la picaresca para dejar de ingresar sus pecunios a las arcas públicas.

    Me da vergüenza ajena que, en estos tiempos, los propios responsables educativos, o de Servicios Sociales, impongan unas leyes donde el menor queda indefenso para recibir la beca comedor, en el caso de que sus padres adeuden dinero a la administración, ya sea municipal, autonómica o estatal. ¿Que culpa tiene ese niño que va a clases a aprender y tener un futuro?.

    Hoy ha salido a la luz pública que 52 niños de los colegios municipales Santiago Grisolia, Benimaclet o Giner de los Ríos de Valencia están en una grave situación de no tener esas becas para comer porque, quizás, en sus casas sus padres carecen de recursos para hacer frente a unos deudas, sea la contribuciçon u otro, porque prefieren pagar la luz, el agua u otros servicios básicos como el pan.

    Es cierto que puede haber picarescas. Pues para esos están ustedes los de Hacienda de los ayuntamientos, de la Generalitat y del Estado para perseguirlos y procurar el cobro pero la sociedad actual, la del siglo XXI, debe ser donde el menor sea el protegido y no el desamparado, como en este caso. Me pregunto donde están los derechos del Menor.

    La denuncia de CC.OO ha sacado a la luz pública una situación en plena precampaña electoral. Enseguida se afirma desde el equipo de gobierno que quien lo necesite lo tendré. Si pero eso se dice después de negarles, en primera instancia, la beca para reducir el pago de la comida diaria.

    Protejamos a los niños y persigase a quien deba, y sí sus padres pues a por ellos.

    Y una apostilla. Estas becas las debía conceder la Generalitat pero un error ha generado que los tres colegios municipales se queden fuera y asuma todo el ayuntamiento. No he escuchado a nadie clamar contra la Conselleria de Educación de la Generalitat Valenciana.

    ocultar
    Me da vergüenza ajena dejar desvalidos a los niños
    Pujar