7 de desembre de 2019 7/12/19
Per José Luis Ramos
Desde el Templat - RSS

¿Por qué tienen éxito las mentiras en internet?

    Dicen que aceptamos como verdad aquello que esperamos que nos digan. Si ello es así, la razón por la cual algunas personas difunden informaciones y datos increíbles, a pesar de no disponer pruebas que los confirmen, debe ser porque la información resulta coincidente con lo que esperaban oír. Se difunden falsedades, que el sentido común permite adivinar su falsedad, sin tratar de averiguar si es cierto. Además, se difunde con el ánimo de descalificar a las personas, o colectivos sociales, que se detestan u odian. Un ejemplo sería que cualquier acusación malvada sobre los comunistas, la darán como cierta los anticomunistas, aunque no existan pruebas. Mientras para los comunistas será mentira. Si la maldad se refiere al Papa, serán los anticlericales los que la crearen, mientras para los creyentes, seguidores de la iglesia católica, será una mentira.

    Se puede pensar que la gran difusión de falsedades en internet que resultan evidentes para el sentido común, se debe a la existencia de gran cantidad de personas con ganas de desacreditar, injuriar, o calumniar a las personas que detestan. Lanzar acusaciones graves por internet, sin comprobar si son ciertas, demuestra una irresponsabilidad, y quien así actúa, luego no tiene derecho a quejarse cuando las personas acaban soltando insultos intolerables o riñendo. Averiguar las falsedades escandalosas y videntes que circulan por internet, cuesta un minuto, con solo preguntar a google por ellas, enseguida te aclara si son falsas. Si no se hace ese ejercicio de responsabilidad, es porque no sé quiere qué la verdad frustre la oportunidad de descalificar.

    Entre las falsedades que circulan por internet podríamos citar, las pensiones vitalicias de los políticos, las pensiones para inmigrantes ilegales etc., pero me centraré solo en lo que nos cuestan los cargos públicos en España. En 2009, cuando con más fuerza estaban aflorando los casos de corrupción en España, Daniel Montero, con ánimo de denunciar los beneficios y prebendas que reciben los cargos públicos, publicó el libro "La Casta. El increíble chollo de ser político en España." En él, analiza el número de cargos públicos, sus sueldos y privilegios. Después de consultar en los registros públicos, donde constan dichos datos, concluye que en España tenemos:

    • 65.896 concejales, de los que 8.112 son alcaldes.
    • 1.206 parlamentarios autonómicos.
    • 1.031 diputados provinciales.
    • 650 diputados y senadores.
    • 139 responsables de Cabildos y Consejos insulares.
    • 13 consejeros del Valle de Arán.
    • El Gobierno formado por presidente del Gobierno, sus tres vicepresidentes, 15 ministros y otros 530 altos cargos del Estado repartidos por los Ministerios por toda España.
    • Total 76.000 cargos políticos que cuestan un total de 720 millones de euros al año.

    Una búsqueda en Internet, permite ver que, en los últimos 10 años, varios periódicos han ratificados esos datos en docenas de publicaciones y desmentido, el mensaje que, desde hace unos 10 años, se difunde por internet que dice:

    • España con 47.193.493 millones de habitantes tenemos 446.568 cargos públicos.
    • Tenemos 1 cargo público por cada 106 habitantes.
    • Los cargos públicos nos cuestan 14.000 millones de euros.

    Mientras Alemania:

    • Con 81.702.329 millones de habitantes tiene 150.000 cargos públicos.
    • Tienen 1 cargo público por cada 554 habitantes.

    Es decir, se afirma, sin aportar prueba alguna, que en España tenemos cinco veces más cargos públicos que en Alemania. A partir de ese dato, se concluye que para garantizar las pensiones hay reducir el número cargos públicos. Se pone el ejemplo de Alemania que dice que tienen 1 por cada 554, que yo no he podido comprobar. Lo primero que hay que advertir es que las pensiones se financian con cuotas a la seguridad social con cargo a la nómina salarial. Mientas los sueldos de los cargos públicos se financian con impuestos. Por otra parte, si dividimos los 76.000 cargos públicos, que dan las cifras oficiales, por los 47 millones de personas, en España tenemos un porcentaje de 1 político por cada 618, personas, y no cada 106, es decir, menor que en Alemania. Por cierto, en los mensajes que se propone reducir políticos para ahorrar gasto público, se suele asignar sueldo de 100.000 € para cada cargo público. Sin embargo, hemos visto que el coste total es de 720 millones de euros al año, que divididos por 76.000 autoridades salen a 9.473 € año. No es que las autoridades cobren un sueldo tan bajo, la razón es que decenas de miles de concejales de pueblos pequeños no cobran nada. Por cierto, la media de funcionarios en España, es de 5,53 por cada mil habitantes, mientras en Europa es de 5,75.

    Colgado el citado mensaje en la red, se inicia una especie de competición a ver quién dice el insulto, injuria o calumnia más grande a nuestros cargos públicos. Lo de difundir falsedades evidentes, para atacar el adversario político y a los cargos públicos, lo hacen personas de todas las ideologías. Pues se puede comprobar en la red, que tontos útiles, por difundir falsedades, los hay de derechas y de izquierdas.

    ocultar
    ¿Por qué tienen éxito las mentiras en internet?
    Pujar