17 de septiembre de 2019 17/9/19

El centro de salud de Utiel ha realizado 500 retinografías con cámara no midriática en un año

El centro de salud de Utiel ha realizado 500 retinografías con cámara no midriática en un año - (foto 1)
  • El retinógrafo permite la realización de un diagnóstico y posterior control de retinopatía diabética en el mismo centro de atención primaria

El centro de salud de Utiel ha realizado 500 retinografías desde que adquirió un retinógrafo con cámara no midriática. “La retinopatía diabética es la primera causa de ceguera en el mundo occidental”, señala el doctor Santiago Torres, creador del protocolo de derivación con oftalmología.

La incorporación de un retinógrafo no midriático en el centro de salud permite la realización de un diagnóstico y posterior control en el mismo centro de Atención Primaria. “Supone para los pacientes una mayor comodidad, ya que disminuye la duración de la prueba y ofrece una calidad de imagen superior a otros métodos no digitales como el oftalmoscopio, evitando esperas y desplazamientos al no tener que ser remitidos al servicio de oftamología de referencia”, indica Torres, encargado de formar a los médicos de Atención Primaria y creador del protocolo de derivación con Oftalmología.

La realización de este tipo de retinografías es una técnica de fácil aprendizaje que permite una buena visualización del ojo de los pacientes diabéticos. “La retinopatía diabética es una complicación altamente relacionada con el tiempo de duración de la diabetes y que tiene una prevalencia aproximada del 6 al 10% en la población general”, afirma el doctor Torres.

Durante los últimos meses se ha incluido también en los estudios a los pacientes hipertensos con el fin de detectar posibles casos de retinopatía hipertensiva. “En pacientes con alteraciones bruscas de la visión hemos podido utilizar también este tipo de técnica como elemento útil en el diagnóstico diferencial”, apunta.

Estudio de resultados
Tras el estudio de los resultados obtenidos en las 500 retinografías realizadas a pacientes con factores de riesgo como la diabetes o la hipertensión, se observa la elevada prevalencia de pacientes con fondo de ojo normal o con muy pocas alteraciones.

Por otra parte, se ha detectado retinopatía diabética en distintos estadios en alrededor de un 8% de los pacientes que no referían alteraciones visuales. En estos casos la retinografía ha permitido detectar la patología y derivar de forma priorizada para instaurar un tratamiento precoz.

ocultar
El centro de salud de Utiel ha realizado 500 retinografías con cámara no midriática en un año
Subir