24 de noviembre de 2020 24/11/20

UPyD exige el 75% de participación de los padres para aprobar la jornada continua en los colegios

  • Marí: “Catalá debe explicar también las desventajas de esta medida”

Unión Progreso y Democracia en la Comunitat Valenciana exige que la jornada continua en los centros educativos de Primaria se apruebe con una participación del 75 por ciento de los padres y no con el 50 por ciento, como pretende la conselleria de Educación. La formación magenta se muestra contraria a esta medida al comprobar los resultados en otras comunidades autónomas. En este sentido, el coordinador territorial de UPyD, Alexis Marí, afirma que la consellera, María José Catalá, “debe explicar también las desventajas de esta iniciativa”.

Así, el partido alerta a los padres de que la jornada continua suele ser inducida por el profesorado con el fin último de equiparar su horario al de otros funcionarios, sin que ningún informe riguroso haya podido probar las supuestas bondades de este tipo de jornada. Por el contrario, los estudios sí han podido certificar que desciende el rendimiento y el nivel de aprendizaje -Andalucía Canarias y Extremadura son tres ejemplos-, se pierden los servicios de comedor y las actividades extraescolares y se traslada la gestión del tiempo libre del alumno por las tardes a las familias. Esto supone que aquellos padres con menos recursos económicos acabarán por dejar a sus hijos delante del televisor y los más pudientes podrán matricular a sus hijos en cursos de idiomas, deportes, música…

La formación argumenta que en aquellos centros donde se adopte la medida esta se convertirá en irreversibleya que el personal docente y la dirección de los colegios no permitirán en el futuro replantear el tema. El coordinador sostiene que en el fondo de esta cuestión “está la pérdida de calidad y competitividad de la enseñanza pública” ya que los centros privados y concertados ofrecen la jornada partida.

Por lo tanto, respetando siempre las iniciativas de los propios centros, desde UPyD no aconsejamos ni creemos que es conveniente la implantación de la jornada en la red de colegios públicos y concertados de Infantil y Primaria, salvo casos muy particulares como zonas rurales aisladas, dispersión de alumnos o ausencia de servicio de comedor.

Subir