4 de marzo de 2021 4/3/21

LA UNIÓ ha reclamado hoy al Ministerio de Agricultura medidas para los productores de fruta

LA UNIÓ ha reclamado hoy al Ministerio de Agricultura medidas para los productores de fruta - (foto 1)

    LA UNIÓ de Llauradors ha trasladado hoy al director general de Producciones y Mercados Agrarios, Fernando Miranda, en una reunión en la sede del Ministerio de Agricultura en Madrid, su hoja de ruta para recuperar el precio de la fruta y una batería de propuestas destinadas a mejorar la rentabilidad de las explotaciones. LA UNIÓ ha destacado la urgencia que tienen ciertas explotaciones a la hora de resolver sus problemas de financiación; por eso ha reiterado la demanda de una ayuda de Estado para poder cubrir los intereses de los profesionales agrarios que necesitan préstamos de campaña y los costes de los estudios y avales para que puedan refinanciar la deuda.

    LA UNIÓ ha expuesto al representante del Ministerio que la crisis de precios del melocotón y la nectarina es básicamente española, puesto que España es el principal país exportador de la Unión Europea (750.000 toneladas anuales) y el segundo país productor (1.100.000 toneladas), y el consumo per cápita del Estado es muy bajo (cuatro kg/persona y año, cinco veces inferior al de Italia, el primer país productor).

    LA UNIÓ también ha trasladado su consideración que la crisis en melocotón y nectarina viene condicionada tanto por el veto ruso como por la situación de oligopolio de la gran distribución europea, que aglutina el 70% de la cuota de mercado del sector, se aprovecha de la dependencia de España de las exportaciones y presiona a la baja los precios. Por estos motivos, LA UNIÓ ha instado al Ministerio que reclame a la Comisión Europea (CE) la necesidad de aplicar los otros mecanismos para hacer frente a las perturbaciones graves de mercado que establece la propia Organización Común de Mercados (OCM) y, concretamente, el levantamiento de las normas de competencia a las organizaciones profesionales (OPFH) y sus asociaciones, con el objetivo de poder planificar mejor la producción. Esta planificación comportaría llegar a acuerdos sobre retiradas del mercado, distribución gratuita, transformación y procesado, promoción conjunta, requisitos de calidad o planificación. LA UNIÓ también ha propuesto, como medida adicional para hacer frente a las crisis de precios, la modificación temporal de las normas de comercialización por parte de la CE para prohibir los calibres inferiores, cuando sean estos los que hacen echar los precios a la baja.

    LA UNIÓ ha valorado positivamente el mecanismo de transformación en zumo para hacer las retiradas a distribución gratuita a entidades benéficas, puesto que la medida ha permitido cubrir la cuota de 38,4 millones de toneladas retiradas de melocotón y nectarina establecidos por Europa como consecuencia del veto ruso. Ha defendido que el actual sistema de retiradas no sirve para recuperar el precio en origen de la fruta pero sí que es imprescindible para parar la caída de los precios. Por eso, son necesarias las medidas anteriores para paliar la situación y favorecer el poder negociador de la producción en las relaciones comerciales para que sean más equilibradas.

    También ha defendido en la reunión de hoy la necesidad de mejorar la rentabilidad de las explotaciones de fruta a través de un nuevo Plan de reconversión varietal que tiene que permitir continuar la mejora de adaptar las actuales variedades de fruta dulce a las necesidades del mercado, a la vez que se incentiva la regularización de las plantaciones frutales y la necesidad de hacer una campaña de promoción específica para fomentar el consumo interno.

    LA UNIÓ ha pedido a la Dirección General de Mercados Agrarios su apoyo para trasladar a la ministra que la situación de los productores de fruta es difícil, con precios que han caído bastante entre el 2014 y el 2015. Reclama para evitar que los profesionales del sector tengan que abandonar sus explotaciones, el establecimiento de préstamos de campaña con interés bonificado y ayudas para cubrir los costes de los avales y estudios de refinanciación de los fruticultores profesionales en situación de crisis.

    Subir