29 de febrero de 2020 29/2/20

LA UNIÓ denuncia que la renta de los productores valencianos de fruta podría descender a la mitad tras una campaña desastrosa

  • Los precios han bajado casi un 30% y los costes de producción han subido un 20%

  • Vuelven además los ataques franceses contra nuestra fruta, que vulneran la libre circulación de mercancías dentro de la UE

LA UNIÓ de Llauradors denuncia que la renta de los productores de fruta de la Comunitat Valenciana caerá prácticamente a la mitad en relación a la pasada campaña debido al descenso en los precios de la fruta y al aumento de los costes de producción.

En la última parte de la campaña, según las estimaciones de LA UNIÓ, se espera una reducción de las cotizaciones a percibir por los productores de entre un 20 y un 30%, con el agravante de que una parte importante de la cosecha, sobre un 40%, podría quedarse en el árbol por el bajo calibre de la fruta como consecuencia de los efectos de la sequía.

Por el contrario los costes de producción se han incrementado aproximadamente en un 20%, fundamentalmente por los gastos de la energía (luz y agua principalmente), la recolección o el aclarado de la fruta.

Estas dos variables, descenso de los ingresos por la bajada de los precios y aumento de los costes productivos, provoca la disminución de la renta en un 50% que se fundamenta en la sequía y en la anormal evolución del mercado por el adelanto de la producción y el hecho que se haya solapado con otras frutas.

La sequía además podría tener efectos negativos también en la producción de la próxima campaña en forma de una merma productiva, aunque todavía es prematuro porque dependerá de las condiciones climatológicas del próximo invierno.

LA UNIÓ reclama más apoyo de las Administraciones Públicas para un cultivo como el de la fruta de verano muy arraigado en las zonas rurales y que si no se tiene en cuenta y se actúa de forma inmediata puede ver en peligro su futuro. En este sentido LA UNIÓ critica la desidia de la Generalitat a la hora de invertir en investigación para el sector y en la falta de transferencia a los agricultores de los nuevos avances al respecto y para ello pide más fondos económicos con objeto de que se investiguen nuevos plantones que den garantías comerciales y sanitarias a los agricultores.

Nuevos ataques franceses
Por si todo lo anterior no fuera suficiente el pasado sábado volvieron a producirse los lamentables incidentes de otras campañas cuando tres camiones cargados con fruta (melocotones, nectarinas y paraguayos) de Lleida fueron asaltados por agricultores franceses cerca de Perpinyà. LA UNIÓ considera que se vulnera otra vez la libre circulación de mercancías dentro del ámbito de la Unión Europea e insta a que las autoridades europeas exijan al Gobierno francés responsabilidades e impongan sanciones por la inacción ante el boicot a la libre circulación de camiones con fruta y verdura hacia Europa. Recuerda también que el sector agroalimentario francés también exporta fruta a España, sobre todo manzana, y “nadie ataca sus camiones aunque si se convierte en algo reiterado habrá que planteárselo”.

LA UNIÓ indica que la crisis de precios que padecen los productores franceses, como nos pasa a nosotros, tiene su origen en los abusos y bajos precios impuestos por el oligopolio de la gran distribución sobre la cadena de comercialización. No hay que olvidar que el principal grupo de la distribución en España es de capital francés y por ello pide LA UNIÓ una normativa comunitaria que evite los abusos derivados de la posición de dominio de la gran distribución.

Subir