27 de enero de 2021 27/1/21

Unides Podem reitera su rechazo al proyecto de ampliación norte del Puerto de València y la nueva terminal de contenedores

  • Beatriu Gascó: “Es urgente suspender el concurso de forma cautelar, mientras se realizan nuevos estudios y una nueva evaluación ambiental”

Unides Podem ha reiterado hoy su rechazo al proyecto de ampliación del Puerto de València y apoya a las reivindicaciones de colectivos sociales, sindicales, vecinales y ecologistas que exigen su paralización. La portavoz adjunta de Unides Podem en Les Corts Valencianes Beatriu Gascó ha manifestado que “no entendemos que se pretenda sacar adelante un proyecto nacido hace más de 15 años sin adecuar la Declaración de Impacto Ambiental DIA a la nueva versión de este proyecto y, sobre todo, dado que el contexto social, político y ambiental ha cambiado sustancialmente desde entonces”.

Según ha expresado la portavoz adjunta de este grupo parlamentario en Les Corts, “el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana no debería escuchar tanto las presiones del sector privado y más a la ciudadanía, y en particular a la juventud, que nos exige que nos alejemos de las lógicas del pasado. El proyecto de ampliación norte del Puerto y la nueva terminal de contenedores no caben en el tipo de infraestructuras que necesitamos para el futuro, ya que repensar el modelo es uno de los pilares en la lucha contra el cambio climático; por eso no tiene sentido seguir apostando por proyectos nacidos en un momento en que la presión social y ambiental no era la misma que hoy”  ha añadido Gascó.

La portavoz adjunta de Unides Podem ha afirmado que “no sólo es urgente repensar y replanificar el mapa del conjunto de Puertos del Estado sino que el Ministerio debería tener mucho más en cuenta el coste enorme que supone para las arcas públicas un proyecto que pondrá en peligro cerca de 500 empleos, según el sindicato mayoritario de estibadores Coordinadora de Trabajadores del Mar, además del peligro que supone a nivel ambiental que los dragados incluidos en el nuevo proyecto superen los 20 millones de m3, que se puedan recibir megabuques de hasta 24.000 TEUs, o que cambie sustancialmente las corrientes en la costa, por citar algunos ejemplos”.

“Ante efectos potencialmente tan nocivos como estos”, ha advertido, “nos parece evidente por todo ello que se requiera una nueva DIA”. “Esperemos a que la justicia resuelva si es así o no antes de firmar el proyecto si no queremos tener que malgastar el dinero público para indemnizar a las empresas concesionarias por daños y prejuicios”,  ha añadido.

Beatriu Gascó considera que “proyectos de este calibre deben hacerse de la forma más transparente, afrontando los conflictos que genera entre un sector privado y las demandas de la ciudadanía que defienden el interés general. Por todo ello consideramos que es urgente suspender el concurso de forma cautelar, mientras se realizan nuevos estudios y una nueva evaluación ambiental, así como se facilita el acceso a la información a quien lo requiera”.

Subir