18 de febrero de 2020 18/2/20

El Tribunal de Arbitraje Laboral facilitará prácticas formativas a los alumnos de la Universidad Europea de Madrid

El Tribunal de Arbitraje Laboral facilitará prácticas formativas a los alumnos de la Universidad Europea de Madrid  - (foto 1)
  • El director general de Trabajo firma un convenio con el Consejo Valenciano de Graduados Sociales y la Universidad Europea de Madrid

  • Los alumnos del curso de postgrado de Experto de Mediación podrán a asistir a determinadas vistas de mediación programadas por el TAL

  • Vañó destaca el diálogo social y la concertación en el ámbito laboral como elementos fundamentales para superar la coyuntura actual

La fundación del Tribunal de Arbitraje Laboral de la Comunitat Valenciana (TAL) facilitará la realización de prácticas formativas a los alumnos de la Universidad Europea de Madrid.

Así, lo ha anunciado el director general de Trabajo, Cooperativismo y Economía Social y, a su vez, presidente de la Fundación Tribunal de Arbitraje Laboral (TAL), Joaquín Vañó, durante el acto de firma del convenio con el Consejo Valenciano de Graduados Sociales y la Universidad Europea de Madrid.

Durante el acto, el director general ha destacado que en los momentos actuales, “potenciar el diálogo social y generar un clima de concertación en el ámbito laboral, entre los agentes económicos y sociales, es vital para salir de la actual coyuntura y generar empleo”.

Vañó ha explicado que la mediación “es un procedimiento de solución no judicial de conflictos cuyo objetivo es que las partes enfrentadas alcancen un acuerdo satisfactorio para ambas a través del diálogo, la negociación y la labor de los mediadores del TAL superando la confrontación”.

“Desde hace años, -ha explicado-, el TAL se ha consolidado como uno de los mejores instrumentos para la solución de conflictos colectivos, y han contribuido a generar un clima de confianza entre los distintos agentes de concertación social, habiendo intervenido en más de 5.000 mediaciones desde su creación en 1997”.

El convenio firmado esta mañana permitirá la realización de prácticas formativas a los alumnos del Curso de Postgrado de Experto en Mediación, como parte integrante del programa de estudios, especialmente en lo referido a los conflictos colectivos laborales, mediante su asistencia a las vistas de mediación programadas por el Tribunal de Arbitraje Laboral. Con ello, los alumnos adquirirán los conocimientos, las competencias y las habilidades requeridas para el desempeño y ejercicio profesional del Graduado Social-Mediador.

La duración de la práctica por alumno comprenderá desde el inicio de la vista de conciliación/mediación asignada hasta su finalización, cuya presencia será advertida por el presidente de la vista que solicitará el asentimiento expreso de las partes en el proceso para la participación en condición de estudiante observador, reservándose las partes de la controversia, las fases del conflicto en que puede quedar excluida la participación de los alumnos.

Previamente a la vista, los alumnos serán sucintamente informados del motivo, objeto y pretensión de la controversia a la que asistan.

Dicho curso es impartido por el Centro de Superior de Valencia de la Universidad Europea de Madrid y el Consejo Valenciano de Graduados Sociales de la Comunidad Valenciana con la finalidad de crear competentes profesionales en mediación y conciliación.

Este sistema, según el director general, “constituye un mecanismo propio de solución de conflictos laborales del que se han dotado los agentes sociales y económicos de la Comunitat Valenciana, a través de la negociación colectiva y su finalidad es la solución acordada de los conflictos laborales mediante los procedimientos de mediación y arbitraje, evitando a las partes afectadas largos procesos de costosa y compleja resolución”

En opinión de Vañó, “una sociedad desarrollada como la Comunidad Valenciana requiere instrumentos de solución de las controversias entre las personas, que sean dinámicos y solventes, potenciando las instituciones de la conciliación, la mediación y el arbitraje, para que las personas que voluntariamente decidan someterse a la solución privada de sus discrepancias, puedan disponer de verdaderos profesionales que les ayuden a encontrar una salida a sus pretensiones en el conflicto en que se encuentren inmersos”.

Subir