22 de septiembre de 2020 22/9/20

Alcohólicos Anónimos organiza un encuentro para celebrar su 16º aniversario en Torrevieja

Alcohólicos Anónimos organiza un encuentro para celebrar su 16º aniversario en Torrevieja - (foto 1)

    Con motivo del 16º aniversario de la creación del Grupo Las Salinas de Alcohólicos Anónimos (A.A.) de Torrevieja y Vega Baja el colectivo ha organizado una reunión de información pública donde podrán asistir todas aquellas personas “que deseen conocer quiénes somos y qué hacemos” para luchar contra una de las enfermedades más graves, con más impacto en nuestra sociedad, y que arruina y destruye personas y familias. Es decir, se actúa sobre enfermo físico, mental y emocional, personas que han perdido los valores humanos mediante el autoengaño y la soledad.

    El encuentro tendrá lugar el próximo domingo día 3 de abril a las 12 horas en la capilla de Montserrat situada en la avenida Dr. García Rogel de la urbanización Villa Sol de Torrevieja.

    Una hora antes se celebrará una misa por las almas de los difuntos alcohólicos en la parroquia de El Salvador ubicada en la calle Tritón de Torrevieja, junto al centro comercial Torre Marina. Después tendrá lugar una comida en el restaurante-kiosco Cabo Cervera de Torrevieja.

    “Nuestro fin principal es mantenernos sobrios y ayudar al alcohólicos que están sufriendo”, se explica desde A.A. Por ello, se añade, toda persona que este sensibilizada con este problema, afectados, familiares, amigos o interesados pueden asistir libremente para poder conocer y ver que hay una solución.

    El grupo indica que el único requisito para ser miembro del colectivo es el deseo de dejar la bebida. No se pagan honorarios ni cuotas y se mantiene con las propias contribuciones de sus miembros. Por ello es totalmente independiente y no recibe subvenciones de ninguna administración.

    La base de actuación de Alcohólicos Anónimos es el intercambio de experiencias entre sus miembros. “Mi nombre es Luis (nombre ficticio) y soy alcohólico”. Así comienzan los participantes en cada una de las reuniones del grupo con asistencia voluntaria.

    “Jamás he notado que mi vida sea peor desde que estoy en Alcohólicos Anónimos”, indica uno de sus miembros. “El único sitio donde me ponen en mi sitio es en Alcohólicos Anónimos”, afirma otro enfermo que añade: “lo que no he encontrado en otros sitios, aquí sí. Cada día que me levanto mi espíritu me pide agradecimiento”. Otro testimonio: “La diferencia en mi modo de vida ha sido bestial”.

    Desde Alcohólicos Anónimos se subraya que “con venir aquí (a las reuniones) no se pierde nada; no hay jefes, ni compromisos, es voluntario. Únicamente se exige respeto, se escucha, se habla y se comparten experiencias y vidas”.

    Subir