24 de febrero de 2020 24/2/20

Guardians y Almoràvits protagonizan la Gran Entrada Mora y Cristiana

Guardians y Almoràvits protagonizan la Gran Entrada Mora y Cristiana - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Guardians y Almoràvits protagonizan la Gran Entrada Mora y Cristiana - (foto 2)
    Guardians y Almoràvits protagonizan la Gran Entrada Mora y Cristiana - (foto 3)
    Guardians y Almoràvits protagonizan la Gran Entrada Mora y Cristiana - (foto 4)

    Tras cinco días de festividad de Moros i Cristians, esta noche ha llegado el acto más esperado de la semana, la Gran Entrada Mora y Cristiana. Las capitanías de 2014, Guardians y Almoràvits, guardaban el secreto de sus boatos con el objetivo de sorprender a los asistentes sin desvelar ningún detalle de todo lo que ocurriría durante el desfile que ha dado comienzo a las 20 horas en la Parroquia de Monte-Sión.

    La Gran Entrada se caracteriza por ser un espectáculo visual que atrae cada año a un gran número de visitantes llegados de diferentes puntos de la Comunitat Valenciana. Este año se ha contado con la asistencia de más de 10.000 personas y para ello, desde la Federació de Moros i Cristians de Torrent, en colaboración con el Ayuntamiento de Torrent, se ha habilitado todo el recorrido con más de 3.500 sillas y espacios para que el público asistente pudiera disfrutar del desfile de las comparsas y filaes torrentinas.

    Un río de colores formado por festeros y boatos ha bajado desde el colegio Monte-Sión (c/ Fray Luis Amigó) hasta el colegio San José y Santa Ana (c/ Maestro Giner) pasando por la Plaza Mayor en un recorrido que no ha dejado indiferente a nadie. La alcaldesa de Torrent, Amparo Folgado, acompañada por la concejal de Fiestas, Ana Penella, y numerosos miembros de la corporación municipal, han visto la Gran Entrada frente a la Torre para no perder detalle de este acto que año tras año atrae a miles de visitantes.

    La Torre mora, pero de corazón cristiano

    Los moros y cristianos celebran un año más estas fiestas con los resultados de los estudios realizados hace cuatro años por arqueólogos y las pruebas realizadas con carbono 14 que atestiguan, sin lugar a duda, el origen musulmán de la fortificación (construida en el año 1070 ± 35 años), antes de que llegará Jaume I a Valencia.

    Así pues otro año más Torrent cumple con la tradición y, a pesar de saber el origen musulmán de la Torre, los moros han tenido que cederla a los cristianos en esta lucha festiva y ritual.

     

    Subir