24 de febrero de 2021 24/2/21

Tips para hacer una mudanza con éxito

Tips para hacer una mudanza con éxito - (foto 1)

    Ir a vivir a un lugar nuevo es siempre un gran cambio e implica pasar por un proceso de mudanza que puede convertirse en toda una odisea. Los expertos sostienen que, para muchos, llega a ser una situación verdaderamente estresante. Una buena planificación, organización y atención a los detalles será clave para disminuir los imprevistos y la ansiedad que puede generarse. Además contratar un servicio de profesionales de mudanzas como Hogami, llega a facilitar muchísimo la tarea y supone un ahorro de tiempo y esfuerzo

    Si estás a punto de cambiar de casa te damos algunas recomendaciones para salir airoso de la mudanza y que la transición hacia tu nuevo hogar sea lo más fácil posible.

    Antes de empezar

    Una mudanza no es transportar todas tus pertenencias desde un punto a otro. Es un trabajo de planificación, organización y selección. No existe un tiempo establecido, pero es prudente iniciar los preparativos de cuatro a seis semanas antes de la fecha del traslado.

    Para empezar, hay que adquirir todo el material necesario de embalaje como cajas, cinta adhesiva, fundas y bolsas grandes. También es el momento oportuno para hacer una limpieza profunda en la que separes todo aquello que has ido acumulando a lo largo del tiempo y no necesitas llevar a tu nuevo hogar. En función de su estado, podrás clasificarlo para donar, reciclar e incluso vender en tiendas de segunda mano. Te sorprenderá la cantidad de cosas que has estado guardando sin ningún tipo de uso.

    Otro punto importante es notificar tu cambio de domicilio a las empresas, bancos y entidades que correspondan. De esta forma te aseguras de que tus paquetes, facturas y correspondencia lleguen a tu nueva dirección cuando te hayas mudado.

    7 Consejos para facilitar el proceso

    Cambiar de residencia tiende a ser una aventura bastante caótica, sobre todo cuando se hace por cuenta propia. Independientemente de cómo abordes el proceso, te damos algunos consejos que pueden ayudar.

    • Comienza empaquetando aquellas cosas que no sean de uso cotidiano, como ropa de otra temporada, libros, material deportivo y mobiliario decorativo. Esto se puede hacer semanas antes del traslado y dejarlo ya preparado.
       
    • Clasifica tus pertenencias por zonas y usos, agrupando los objetos de cocina, dormitorios u oficina de forma separada. Es fundamental que identifiques el contenido de cada caja con rotulador o pegatinas. Por mucho que confiemos en nuestra buena memoria, luego siempre se nos olvida donde pusimos las cosas.
       
    • Guarda toallas, sábanas y edredones en bolsas de plástico. Además de ahorrar espacio, podrás colocarlas entre las cajas y servirán para amortiguar los posibles golpes en el camión de mudanza.
       
    • Separa todos los objetos de valor en un bolso de mano que puedas llevar contigo en el coche. Aquí se incluyen documentos importantes, joyería y dinero en efectivo, entre otros.
       
    • Prepara un par de cajas o unas maletas con todo lo necesario para pasar las primeras noches, ya que es muy poco probable que logres guardarlo todo el mismo día. Lo usual es dedicar una con algo de ropa y objetos de higiene personal para cada miembro de la familia y otra con los utensilios básicos para cocinar. Esto te evitará tener que abrir todas las cajas buscando el cepillo de dientes o la sartén.
       
    • Contrata un seguro de mudanza para estar protegido en caso de percances en el sitio de partida, durante el trayecto o en el destino. Esto también cubrirá tus pertenencias ante cualquier contratiempo.
       
    • Dedica un día exclusivamente para la mudanza. Por ley los trabajadores disponen de una jornada libre remunerada para realizarla. Si lo organizas al principio o al final de semana, podrás usar también el fin de semana y tendrás tiempo de sobra. Anula todo compromiso externo que no sea urgente y céntrate solo en la mudanza para evitar así agobios innecesarios.
       

    Mudarse es una de las situaciones más estresantes que puede atravesar cualquier persona. Aun así, intenta llevarlo con calma, toma el tiempo necesario, busca ayuda y delega todo lo que puedas. Con un poco de paciencia y cuidado, estarás disfrutando de tu nuevo hogar más pronto de lo que imaginas.

    Subir