27 de noviembre de 2020 27/11/20

El Mercado Medieval recibe la visita de más de 12.000 personas

El Mercado Medieval recibe la visita de más de 12.000 personas - (foto 1)
    La Fiesta y Mercado Medieval de Teulada ha recibido a lo largo del pasado fin de semana la visita de más de 12.000 personas, donde han podido disfrutar y participar en los numerosos talleres de cirios artesanales, cetrería, de instrumentos artesanales, espectáculos musicales, así como realizar compras en los puestos de artesanía.

    Organizado por la Concejalía de Cultura, los más de sesenta puestos se ubicaron a lo largo de las calles del centro histórico que estrenaban imagen al concluir las obras de la segunda fase de urbanización del citado centro, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) por parte de la Generalitat.

    La festividad arrancó el viernes, 6 de agosto, por la tarde con la apertura del mercado, si bien en esta edición como novedad la inauguración oficial tuvo lugar sobre las 22:30 horas, al celebrase este año el 600 aniversario de la llegada Sant Vicent Ferrer, patrón de Teulada, que en 1410 vino a visitar a su hermana Constanza Ferrer, casada con el notario de la Vila de Teulada.

    Durante todo el recorrido, sonaba la música de acompañamiento de la Colla de Dolçainers i Tabaleters, El Falçó, y al llegar, a la plaça dels Porxes se procedió a la izada de la bandera de la fiesta y a continuación se representó la llegada del patrón a la localidad con la escenificación de dos milagros vicentinos.

    Seguidamente, la Comisión de Fiestas Infantil 2011 ofreció un baile medieval, que causó la gran ovación del numeroso público asistente.

    Mientras, el sábado y domingo, 7 y 8 de agosto, el Mercado Medieval abrió al público en horario de 11:00 a 14:00 horas y de 18:00 a 01:00 y, en ese horario, los visitantes pudieron disfrutar con muchos espectáculos y talleres dirigidos a los más pequeños y mayores, como juegos tradicionales de mesa y tiro al arco y muestra de danza oriental a cargo del grupo “Vicky Ruiz” con darbukas, teclado y flauta.

    Asimismo, a lo largo de los tres días de fiesta los visitantes que se acercaron pudieron asistir a talleres de elaboración de cirios, espectáculo cómico de fuego con el “Faquir Ozi Kpwedo”, Cuentacuentos medieval vicentino, talleres de bisutería, de tiro al arco o de elaboración de instrumentos artesanales.

    Y, también, pudieron realizar sus compras en los cerca de 60 puestos de artesanía realizada por los propios artesanos, como bolsos de tela y cuero, pañuelos de seda, velas, juegos infantiles de madera, cerámica, bisutería, vidrio, cerámica pintada o manjares artesanales, como queso o chocolate.

    La concejal de Cultura, Maite Vallés, ha mostrado “su satisfacción por la alta participación registrada y por el buen funcionamiento de esta tradicional Fiesta”, ya que año tras año se incrementa el número de visitantes y espectáculos.

    Subir