2 de junio de 2020 2/6/20

Obras Públicas acometerá obras para la mejora de la seguridad vial en la travesía de Tavernes de la Valldigna con la CV-50

    La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio inicia el próximo lunes obras para mejorar la seguridad vial de la travesía de Tavernes de la Valldigna con la CV-50, según ha informado el director general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad, Carlos Domingo, en la reunión que ha mantenido con el alcalde de la localidad, Jordi Juan, y el concejal de Urbanismo, Josep Llàcer.

    Según ha explicado el director general en la reunión, a la que también han asistido técnicos de la conselleria y del ayuntamiento, uno de los puntos más problemáticos es la intersección de la travesía con las calles Divina Aurora, Farola y Cervantes , cruce que se regula actualmente mediante semáforos, "la actuación que va a ejecutarse consiste, por un lado, en la construcción de una glorieta que resuelva esta intersección, que sea a su vez puerta de entrada a la zona residencial en tanto no se construya la glorieta de la Calle Portalet. De esta forma se contribuirá a la mejora funcional de la travesía y se prescindirá de la regulación semafórica".

    Asimismo, se van a implantar medidas de moderación de la velocidad, como disminución de anchura de los carriles, disposición de una mediana física de más de 200 m de longitud, eliminación de giros a izquierda, cambios de sentido en algunas calles, adecuación de las paradas de autobús, etc.

    Por otro lado, en la calle del Clot se construirá un paso de peatones a nivel con refugio central y en zig-zag, con una barandilla para encauzar el tráfico peatonal. En esta intersección se prohibirán los giros a izquierdas y se mantendrá ambos sentidos de circulación.

    Asimismo, la conselleria ha licitado la redacción del proyecto constructivo de una rotonda en la intersección de la CV-50 con la Calle del Portalet, cuyo diseño está acordado con el ayuntamiento que se encargará de la obtención de los terrenos necesarios.

    La seguridad vial como prioridad

    En una fase siguiente, se prevé que en la travesía se continuarán ejecutando actuaciones que permitan una mayor integración de la carretera en el ámbito en el que se localiza. Así, se ampliarán aceras, se dispondrán pasos de peatones que permeabilicen la travesía, se mejorará la accesibilidad de personas de movilidad reducida, etc, permitiendo la movilidad en condiciones de seguridad a todo tipo de personas.

    Como ha indicado Carlos Domingo, "con la puesta en marcha de todas estas actuaciones la Generalitat da un paso más en el cumplimiento de sus objetivos prioritarios en materia de movilidad como es la mejora de la seguridad vial de las carreteras, para lo que se analiza tanto el tráfico de los automóviles como de los peatones y ciclistas, además de integrar y mejorar los entornos urbanos en su confluencia con las carreteras y fomentar la movilidad sostenible.

    Asimismo, el director general ha añadido que "las actuaciones de mejora de la seguridad vial constituyen un aspecto fundamental en la gestión de las carreteras de la Generalitat. Estas actuaciones son especialmente relevantes en las travesías de las carreteras, en las que deben convivir en condiciones de seguridad tanto los flujos motorizados como los no motorizados.

    La CV-50 a su paso por Tavernes de la Valldigna

    La carretera CV-50, a su paso por la localidad de Tavernes de la Valldigna, tiene una longitud de 2 km, aproximadamente, y está constituida por largas alineaciones rectas, jalonadas por curvas de radio generoso, lo que posibilita que se alcancen velocidades muy elevadas, en muchos casos superiores a las permitidas.

    La sección de la travesía es en su mayor parte muy amplia, con calzadas muy anchas y aceras estrechas. La intensidad media diaria es de 15.000 vehículos al este y de 10.000 vehículos al oeste de la población, con una incidencia notable de vehículos pesados, incrementándose además un 25% en época estival.

    En el acceso desde la playa se construyó una rotonda, constituyendo una puerta de entrada a la población, lo que ha permitido moderar la velocidad en este ámbito; sin embargo, en la entrada desde Alzira no existe una puerta de entrada, con lo que se alcanzan velocidades muy elevadas.

    Subir