29 de noviembre de 2020 29/11/20

La Guardia Civil detiene a dos varones por un delito con fuerza y otro de receptación en una caseta de campo

La Guardia Civil detiene a dos varones por un delito con fuerza y otro de receptación en una caseta de campo - (foto 1)

    Dentro de los servicios establecidos de forma permanente por la Guardia Civil de Valencia para evitar el robo y comercio ilegal de productos del campo en explotaciones agrícolas y en establecimientos de compra de compra y venta de segunda mano, la Guardia Civil procedió a la detención de dos varones, de edades comprendidas entre los 21 y 23 años, y de nacionalidades española, por su implicación en un delito de robo con fuerza y otro delito de receptación.

    La operación "PULEVITO" se inicio el pasado mes de mayo de 2016 por parte del Equipo Roca de la Guardia Civil de Gandia para identificar, localizar y detener al autor o autores de robos en casetas de campo de la localidad de Tavernes de la Valldigna.

    Fruto de las intensas gestiones realizadas y de las inspecciones obtenidas por parte de los agentes encargados del caso, se pudo comprobar que se trataba de dos varones dedicados a la sustracción y posterior venta de objetos de origen ilícito. Dos de los objetos robados unas bicicletas valoradas en más de 2.000 euros encontradas en una tienda de venta de objetos de segunda mano.

    Fase de explotación

    La fase de explotación de la operación "PULEVITO" se ha desarrollado en dos partes el día 4 de noviembre, donde se pudo detener a una persona como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas y posterior venta de los objetos robados y el pasado 8 de enero de una segunda persona por un presunto delito de lo robo con fuerza,, de edades comprendidas entre los 21 y 23 años y de nacionalidades española, por un delito de robo con fuerza y otro de receptación.

    Modus operandi

    Los detenidos tenían tareas claramente diferenciadas dentro de la organización, varios de los miembros cometían los robos en casetas de campo que no había moradores y forcejeaban las cerraduras de las puertas para entrar en dichas casetas.

    Las bicicletas una vez reconocidas por su verdadera propietaria y denunciante le son entregadas. Las diligencias instruidas han sido entregadas a Juzgado de Instrucción nº1 de Sueca.

     

    Subir