elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El Espai Joan Fuster acoge la exposición 'En temps de guerra. Premsa i informació'

El Espai Joan Fuster acoge la exposición 'En temps de guerra. Premsa i informació'

    El Espai Joan Fuster acoge desde el pasado viernes la exposición 'En temps de guerra. Premsa i informació', una muestra cedida por la Biblioteca Valenciana en la que se ofrece al visitante una amplia representación de la prensa periódica que se publicó en Valencia, y su entorno, durante la Guerra Civil Española. En el acto de apertura, han estado presentes el alcalde de Sueca, Dimas Vázquez; el concejal de Cultura, Vladimir Micó; el subdirector general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Vicent Moreno; el comisario de la exposición, Edelmir Galdón; el asesor del Espai Joan Fuster, Francesc Pérez  Moragón; los concejales de la Corporación, Joan Carles Vázquez, Roser Viñoles e Isabel Jiménez; y el director del Espai Joan Fuster, Salvador Ortells.

    El alcalde de Sueca, Dimas Vázquez, ha tenido palabras de agradecimiento, tanto para el comisario de la exposición como para la Biblioteca Valenciana por su colaboración, “a fin de que esta exposición se pueda visitar en Sueca, una muestra periodística en la que se describe, desde diferentes trincheras, esos tiempos convulsos en los que la democracia fue derruida, y en los que la prensa, que siempre ha estado ahí, realiza una radiografía particular de aquellos momentos”.

    “La exposición, lo que quiere recoger, básicamente, es la cantidad de material escrito que sirvió, fundamentalmente en el bando republicano, para informar y persuadir, tanto a los combatientes como a la sociedad, de la necesidad que había de ganar la guerra. En un conflicto armado, y más civil, la parte persuasiva tiene casi tanta importancia como la de combate, porque el soldado tiene que ir motivado, informado, y tiene que saber por qué se juega la vida. Ese es el papel que hace, fundamentalmente, toda la prensa escrita”, ha explicado el comisario de la exposición, Edelmir Galdón, quien ha remarcado también el hecho de que, en un país como era la España de los años 30, en el que más del 25% de la población mayor de 10 años era analfabeta, el papel escrito tuviera tanta importancia.

    Por su parte, el subdirector general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Vicent Moreno, ha explicado que “la presencia de la Generalitat Valenciana                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 en una exposición como esta, y en casa Fuster, es de obligado cumplimiento. Joan Fuster representa la reflexión permanente, la incitación a la lectura, al análisis... En este sentido, la exposición es muy interesante porque nos habla de las publicaciones que se hicieron durante el periodo de guerra para que la ciudadanía tenga presente esa memoria, y esa realidad de aquellos años, a fin de que que no vuelvan a suceder episodios tan oscuros   de nuestra historia. Para ello, es imprescindible que la ciudadanía los conozca y reflexione; y es por ello que desde la Dirección General de Cultura apoyamos todas estas iniciativas, y nos gusta participar siempre que podemos”.

    Subir