25 de noviembre de 2020 25/11/20

Solidaridad contribuye a implantar las energías renovables en seis países empobrecidos

  • Más de 6.000 personas resultarán beneficiadas

  • El Consell aporta más de 573.000 € para instalar sistemas ecológicos en Guatemala, la RD del Congo, Colombia, Senegal, Ecuador e India

  • Se utilizarán para aportar suministro eléctrico y para el riego por goteo

Medio millar de personas de cuatro países en vías de desarrollo aprenderán a utilizar la energía solar o la biomasa forestal para generar electricidad. Se trata de uno de los tres proyectos que financia este año la Conselleria de Solidaridad y Ciudadanía para fomentar la implantación de energías limpias en las regiones empobrecidas. El Consell ha aportado más de 573.000 euros para apoyar proyectos de esta índole, que mejorarán la calidad de vida de más de seis mil personas.

El conseller de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, ha afirmado que con estas iniciativas, que se van a llevar a cabo en Guatemala, la República Democrática del Congo, Colombia, Senegal, Ecuador e India, “no sólo se pretende impulsar el desarrollo de los países en vías de desarrollo, sino también apoyar la utilización de energías baratas y no contaminantes en todas las regiones”.

En este sentido, junto con Liga Española Pro Derechos Humanos, la Generalitat instalará en varios países de América del Sur y de África sistemas híbridos de producción de electricidad que se abastecerán mediante energía solar y biomasa forestal. Además, dentro de este proyecto, para el que la Conselleria de Solidaridad ha aportado 203.893 euros, también se formará a la población local para que aprenda a utilizar los recursos energéticos sostenibles y a instalarlos.

Así mismo, en la región India de Anantapur, donde el Consell impulsa desde 2004 un plan para el aprovechamiento de los recursos hídricos, se instalará un sistema de riego por alimentado por energía fotovoltaica. La Conselleria de Solidaridad ha contribuido con más de 281.000 euros a esta iniciativa que lleva a cabo la Fundación Vicente Ferrer en una zona donde el agua es el recurso más escaso. Este sistema de riego se instalará en 482 acres de tierras de cultivo pertenecientes a 105 familias empobrecidas.

Por otra parte, en colaboración con la Fundación Energía sin Fronteras, la Conselleria de Solidaridad llevará la electricidad generada a partir de la energía solar fotovoltaica a unos 55 edificios públicos (diez escuelas, un centro de salud, doce iglesias, cinco salones comunitarios, cuatro molinos de nixtamal y trece cocinas comunitarias) del municipio guatemalteco de Cobán. La electricidad obtenida con este sistema permitirá alumbrar los edificios y también que se puedan enchufar elementos como radios, televisiones u ordenadores en el interior de estos inmuebles.

El conseller de Solidaridad ha recordado que con proyectos como estos, la Generalitat avanza hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio: “Garantizar el sustento del medio ambiente es uno de los ocho objetivos que los países miembros de las Naciones Unidas acordamos alcanzar en el 2015. Los tres proyectos para fomentar el uso de las energías renovables ponen de manifiesto el compromiso de la Generalitat con el progreso de las regiones empobrecida, con el medio ambiente y con la consecución de estos objetivos”, ha indicado.

 

Subir