1 de diciembre de 2020 1/12/20

Las solicitudes de adopción en la Comunitat Valenciana descienden más de un 32% en los últimos tres años

    La consellera de Bienestar Social, Angélica Such, ha afirmado que “las solicitudes de adopción en la Comunitat Valenciana han descendido más de un 32% en los últimos tres años, al pasar de 1.449 solicitudes registradas en 2007, frente a las 995 de 2009”.

    Asimismo, Angélica Such ha explicado que, “por primera vez, en los últimos 13 años, el número de solicitudes de adopción internacional ha sido inferior al de nacional. Concretamente, en 2009 se han registrado 562 solicitudes para adopción nacional y 433 para adopción internacional”.

    Del total, el mayor número de solicitudes procede de la provincia de Valencia, con 594, seguidas de Alicante, con 304 y Castellón con 97.

    La consellera ha explicado que los datos de solicitudes confirman que “ante la situación cambiante en los últimos años de los países, las familias prefieren optar por un proceso más seguro como es la adopción nacional, aún sabiendo que el número de menores que necesitan ser adoptados en nuestro país es reducido”.

    Angélica Such ha declarado que, una vez alcanzada la agilidad y eficacia en la tramitación de las adopciones, el objetivo que se desea alcanzar, es la calidad de las adopciones por encima de la cantidad, “el propósito es, más que el número, que los solicitantes de adopción sean familias con motivaciones sólidas y recursos personales, para que la convivencia familiar sea satisfactoria para todos. No se trata sólo de tramitar adopciones sino de construir familias satisfechas”.

    Elección de países
    En cuanto a los países extranjeros elegidos por las familias valencianas durante el pasado año de las 433 solicitudes, cabe destacar como primeras opciones países como Colombia, con 80 solicitudes, China y Rusia con 74 solicitudes cada una y Filipinas con 67.

    Por otro lado, la consellera ha asegurado que el interés por parte del Gobierno de Francisco Camps es “proporcionar garantías y evitar riesgos a las familias adoptantes”, por lo que es necesario prevenir que en algunos casos, “las tramitaciones se pueden ver afectadas por incidencias y condicionantes impuestos por los propios países, y que producen a las familias inseguridad en el proceso”.

    Subir