16 de febrero de 2020 16/2/20

Los sistemas de iluminación navideña de bajo consumo y su uso eficiente permiten ahorrar hasta un 50% de energía

  • El Instituto Tecnológico de la Energía recomienda consejos prácticos que ayudan a disminuir el consumo energético durante las navidades

  • Regular el termostato a temperaturas moderadas, desconectar los equipos electrónicos cuando no estén en uso y utilizar luminarias eficientes son algunos de ellos

El Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) ha elaborado una serie de consejos prácticos que contribuyen a una reducción del consumo energético durante las navidades. Así, cabe destacar que el empleo de sistemas de iluminación navideña de bajo consumo y su uso eficiente permiten ahorrar hasta un 50% de energía.

En este sentido, el Instituto Tecnológico de la Energía señala que el consumo medio de la iluminación navideña en España asciende a 30 millones de kilovatios-hora. Según, el ITE esta cifra puede reducirse en unos 10 millones de kilovatios-hora si se limita el uso de estos sistemas al periodo comprendido entre el 15 de diciembre y el 6 de enero, en horario desde las 19 a las 2 horas, excluyendo las noches del 24 y 31 de diciembre y del 5 de enero donde se contempla su utilización toda la noche.

Además, utilizando microlámparas, hilos luminosos, fibra óptica, LEDs u otros sistemas con un consumo inferior a las luminarias tradicionales se podrían ahorrar otros cinco millones de kilovatios/hora.

Recomendaciones Básicas
En las viviendas, la mayor parte del consumo energético en esta época corresponde a la calefacción. Por ello, desde el Instituto Tecnológico de la Energía recomiendan la regulación de los termostatos a una temperatura moderada y la reducción de las pérdidas de calor. Entre el 5 y el 10% del calor se escapa a través de rendijas y cierres de ventanas y puertas exteriores. Por tanto, la instalación de dobles ventanas, el aislamiento de los cajetines de las persianas, y su cierre, así como el de las cortinas durante la noche evita importantes pérdidas de calor.

Desde el ITE también señalan que es recomendable desconectar los equipos electrónicos (televisión, DVD, ordenadores, equipo de música, etc.) mediante el interruptor, y no dejarlos únicamente en modo “stand-by” ya que su consumo puede ser de hasta un 15% del que tienen en su utilización normal.

Además, esta época del año supone una oportunidad para renovar los electrodomésticos de línea blanca y adquirir productos de alta eficiencia energética (clases A, A+, o A++) ya que, como apunta Alfredo Quijano, director del Instituto Tecnológico de la Energía, “su mayor coste inicial pronto se recupera a través del ahorro en el consumo eléctrico”.

Seguridad de los productos
Desde el Instituto Tecnológico de la Energía también advierten de los peligros de adquirir productos electrónicos no homologados. En esta época del año aumenta el consumo de luminarias decorativas, pequeños electrodomésticos y juguetes con componentes eléctricos.

Con el fin de garantizar que un equipo cumple las normativas de seguridad europeas, el Instituto Tecnológico de la Energía pone a disposición de las empresas fabricantes, comercializadoras e importadores, relacionadas con el sector eléctrico, los laboratorios de Seguridad Eléctrica y Compatibilidad Electromagnética en los que se lleva a cabo la comprobación de los requisitos en esta materia. Estos laboratorios, se encuentran acreditados por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) garantizando así su competencia técnica y de gestión en cuanto a la realización de las pruebas requeridas al fabricante para su comercialización en el ámbito europeo.

Ahorro en la industria
El Instituto Tecnológico de la Energía, en calidad de referente tecnológico para el sector energético, ha puesto en marcha una serie de iniciativas con el objetivo de gestionar el consumo en las industrias valencianas. Por ello, ha colaborado con la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR), en la realización de la norma UNE 216501 sobre Auditorías Energéticas. Ésta constituye una herramienta fundamental para todas aquellas organizaciones que deseen mejorar de manera continua su uso de la energía y la eficiencia de sus procesos, incrementando el aprovechamiento de las energías renovables, reduciendo su factura y colaborando a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, factor clave del cambio climático.

La certificación de empresas y otras organizaciones según esta norma puede constituirse a corto plazo en un factor clave para su futuro. ITE trabaja en esta línea desde hace años y cuenta con profesionales con experiencia para ayudar a las empresas a implantar sistemas de gestión energética, formar a sus empleados como gestores energéticos, preparar a futuros auditores o desarrollar estudios o proyectos encaminados a la mejora de la eficiencia energética.

El ITE es miembro de la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana (REDIT), organismo impulsado por la Conselleria de Industria, Comercio e Innovación.

Subir