28 de febrero de 2021 28/2/21

Signes: “Rajoy está castigando a los valencianos, mientras Fabra calla y acepta”

  • El portavoz de Infraestructuras y Medio Ambiente en Les Corts critica el cierre de líneas ferroviarias

El portavoz de Infraestructuras y Medio Ambiente en Les Corts, Francesc Signes, ha asegurado que “Rajoy está castigando a los valencianos, como ha hecho con el cierre de líneas ferroviarias, mientras Fabra calla y acepta”. De esta manera, ha destacado, en la Comisión de Obras Públicas de Les Corts que tuvo lugar ayer por la tarde, que el Ministerio de Fomento ha comenzado ya a suprimir 2.200 trenes que conectan la Comunitat Valenciana con otras autonomías, como es el caso de las líneas Valencia-Teruel, que ya han eliminado paradas en pueblos de interior.

En este sentido, Signes ha hecho hincapié en que “estos municipios de las provincias de Castellón y Valencia se encuentran ubicados en las comarcas que más ayuda necesitan para su desarrollo económico” y ha apuntado que esos 2.200 trenes representan entre 35 y 40 trenes semanales menos, lo que supone un 9% de los que circulaban anteriormente. Esta decisión, tal como ha destacado, “va en la dirección totalmente contraria a las políticas aplicadas en otros países de nuestro entorno, como Francia o Alemania, que han reforzado sus servicios regionales modernizando líneas, introduciendo trenes nuevos con diseños adecuados a los trazados, contención o reducción de tarifas y adaptación de horarios, todo ello siempre con el consenso de las autoridades regionales y locales, no de un modo forzoso como pretende hacer el Gobierno del PP, sin que ni Fabra ni el Consell hayan abierto tampoco la boca para oponerse”.

El diputado socialista ha incidido en que la clausura de líneas de ferrocarril, el cierre de estaciones, la supresión de servicios, y la falta de mantenimiento y renovación de material “se han convertido en la causa principal de la pérdida de usuarios, por lo que no se puede castigar a los ciudadanos por la ineficacia del Gobierno, que ha beneficiado a la carretera frente a un sistema equilibrado de movilidad a medio y largo plazo más eficaz desde el punto de vista energético, con un menor impacto atmosférico y paisajístico y con ventajas sociales y económicas, ya que el tren es el medio de transporte más seguro y barato”.

A este hecho cabe sumar, tal como ha apuntado Signes, que Renfe ha invitado a las comunidades autónomas a hacerse cargo de las líneas que se pretenden suprimir o reducir “lo que no es una buena noticia para los valencianos, con una Generalitat en bancarrota como consecuencia del despilfarro y la corrupción de los últimos 20 años, y que todavía tiene paralizados proyectos como el Tren de la Costa o la modernización de la línea Xátiva-Alcoi, por no hablar de la Línea 2 de Metrovalencia, la llegada de la Línea 5 a Ribarroja, la Línea 8 o la de l’Horta Sud”.

Por eso, ha señalado que “la alternativa a esta más que segura no asunción de responsabilidad por parte de la Generalitat, únicamente comportará la alternativa de fiar el actual servicio de tren al transporte privado de autobús por carretera”. Así, ha insistido en que “la callada de Fabra a este proyecto del Ministerio de Fomento es más que clamorosa, y viene a sumarse al castigo para los valencianos en los Presupuestos Generales del Estado, con una inversión media por habitante en la Comunitat menor que la media nacional y una pérdida de inversiones del Estado de 1321 millones en tres años, lo que implica que no se liciten obras nuevas ni se adjudiquen las que ya están licitadas, al tiempo que algunas incluso se eliminan de los presupuestos”.

Necesidad de un amplio debate social

Por todo ello, y ante la decisión adoptada en el Consejo de Ministros del pasado 22 de febrero de dividir Renfe en cuatro empresas y Adif en dos, dirigidas a la privatización del servicio público ferroviario, el portavoz de Infraestructuras del grupo socialista en Les Corts ha insistido en la necesidad “de un debate social amplio en el que estén representados todos los sectores implicados y la sociedad en general”.

Del mismo modo, Signes ha solicitado que el Consell se oponga “de forma contundente a cualquier reducción de líneas y, en especial, a las líneas Valencia-Teruel y Valencia-Cuenca, defendiendo así los intereses valencianos”, al tiempo que insta a que “rechace la fragmentación de Renfe y Adif y opte por las infraestructuras y explotación pública de las dos”. Por último, los socialistas han pedido al Consell que se dirija al Gobierno de España “para que busque alternativas que permitan el aumento de frecuencias y la mejora del servicio”.

Subir