23 de septiembre de 2020 23/9/20

Signes denuncia que a 31 de diciembre de 2008 las facturas vencidas pendientes de pago de FGV superaban los 120 millones

  • El portavoz de Infraestructuras y Transportes en Les Corts alerta de que la deuda ascenderá de los 933 millones de 2009 a los 1.153 millones previstos para 2010

El diputado del grupo parlamentario socialista en Les Corts y portavoz de Infraestructuras y Transportes, Francesc Signes, se ha referido hoy al informe de la Sindicatura de Comptes de 2008 referente a Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) en el que se indica que a 31 de diciembre de ese año el total de facturas vencidas pendientes de pago ascendían a 120,4 millones. Así, el diputado socialista ha afirmado que “la revelación de esta situación económica gravísima explica las intenciones privatizadoras de esta empresa pública dependendiente de la Generalitat”, en alusión a la intención privatizadora del Consell respecto a las líneas dos de MetroValencia y TRAM de Alicante, “precisamente las dos líneas más rentables”, ha indicado Signes.

Francesc Signes ha señalado que en esa fecha las deudas a largo plazo de FGV ascendían a 485,6 millones y las deudas a corto plazo a 328,8 millones. De esa cantidad, ha explicado, “un total de 120,4 millones correspondían a facturas vencidas pendientes de pago que, en aquel momento ya generaban unos intereses de demora de 6 millones”.

El diputado considera que “lo más grave” que revela el informe de la Sindicatura de Comptes es que “los contratos de FGV con los proveedores ya prevén distintas formas para compensar los retrasos, como la obligación de la empresa pública de pagar los intereses de demora por la facturación impagada o la posibilidad de facilitar por parte de FGV a los proveedores la obtención de operaciones financieras que compensen los retrasos, corriendo a cargo de ésta las comisiones pagadas por los proveedores sin limitación de importes”. Sobre este asunto, Signes ha señalado que “demuestra la nula fiabilidad que FGV, presidida por el conseller Mario Flores, merece a las empresas proveedoras”.

El diputado del PSPV-PSOE ha señalado que “estas deudas lejos de disminuir aumentan de forma galopante ya que la cifra de deuda en 2008, que era de 814,4 millones, aumentó este año a 933 millones, y según los presupuestos de FGV se prevé que asciendan a 1.153 millones en 2010”. Una situación que, ha indicado Francecs Signes, “podría llevarnos a la situación vergonzosa de que Iberdrola pueda cortar el suministro eléctrico a las estaciones de algunas líneas de metro”.

Así, Signes ha reclamado que “tal y como hemos pedido los socialistas en Les Corts, se realice en FGV una auditoria externa urgente que saque a la luz pública su mala gestión”.

El portavoz socialista de Infraestructuras en Les Corts ha criticado por último que “de los 45 contratos adjudicados por FGV en 2008, un total de 28 se hayan realizado por procedimiento negociado sin publicidad, por un importe de 84 millones lo que representa el 31% del total adjudicado en ese año”.

 

Subir