25 de septiembre de 2020 25/9/20

Signes: “El Consell sólo ha licitado una obra de 200.000 euros de un total de 2 millones en obras no iniciadas”

  • El diputado socialista afirma que “de los 49 millones destinados a obra nueva, sólo dos millones son para obras no iniciadas” y recuerda que “el bajo grado de ejecución presupuestaria obliga a reformular el PIE 2010-2020”

El diputado socialista en les Corts Valencianes y portavoz de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Francesc Signes, ha recordado que “a día de hoy, el Consell sólo ha licitado una obra de 200.000 euros, la carretera de Benicarló-Calig, de un total de 2 millones en obras no iniciadas”. Signes ha calificado el estado de ejecución del presupuesto de la consellería que dirige la señora Bonig de “paupérrimo” y le ha acusado de “renunciar a todos los objetivos marcados”. El portavoz socialista ha efectuado estas declaraciones al cumplirse el ecuador del año presupuestario y hacer balance de las actuaciones iniciadas.

El portavoz socialista ha recordado que “en el programa de carreteras el presupuesto global es de 103 millones, la cifra más baja desde que gobierna el PP en la Comunitat. Habría que remontarse dos décadas para encontrar un presupuesto tan bajo”, ha señalado.

El diputado socialista ha añadido que “la situación es todavía más grave, ya que de los 49 millones destinados a obra nueva, apenas dos millones se destinan a obras no iniciadas, como la carretera Benicarlo-Calig presupuestada en 200.000 euros en la provincia de Castellón; la duplicación de la carretera de Aspe de 100.000 euros; el acceso al Hospital de Dènia cifrado en 1,5 millones de euros y la variante de la Cañada, cifrada en 200.000 euros y también ubicada en la provincia de Alicante”.

A su vez, Signes ha explicado que los restantes 47 millones “son para pagar obras ya terminadas o a punto de finalizar y que todavía se deben. Una situación que evidencia una clara renuncia a cumplir los objetivos iniciados”, ha lamentado.

Según el portavoz socialista “estás cifras y estas actuaciones no concuerdan con los objetivos del irreal y propagandístico Plan de Infraestructuras (PIE) de la Comunidad Valenciana 2010-2020, en el que se prevé una inversión directa de la Generalitat para carreteras de 3.050 millones en diez años para nuevas actuaciones. En el primer año de vigencia solamente se han previsto 2 millones”.

El diputado ha explicado que “el estado de ejecución de los otros programas de la Conselleria no es mejor, por lo que es absolutamente necesario reformular este plan y ajustarlo a las posibilidades económicas reales de la conselleria y la Generalitat. De lo contrario, seguiremos moviéndonos en unos escenarios ficticios e imposibles de prevenir por las empresas de obra pública”.

Subir