5 de abril de 2020 5/4/20

El servicio de FGV impidió en 2013 la emisión de 57.148 toneladas de CO2 a la atmósfera

El servicio de FGV impidió en 2013 la emisión de 57.148 toneladas de CO2 a la atmósfera - (foto 1)
  • Metrovalencia y TRAM de Alicante impidieron 56 millones de desplazamientos de vehículos el pasado año

  • Los usuarios se ahorraron 48,5 millones de euros en combustible al no comprar y consumir 35,9 millones de litros de gasolina y gasóleo

  • La empresa posee una Declaración de Sostenibilidad y está adherida a la Carta de Sostenibilidad de la Unión Internacional de Transporte Público

El servicio prestado por la red de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) a sus usuarios evitó el pasado año 56 millones de desplazamientos de vehículos privados por las ciudades de Valencia y Alicante y sus respectivas áreas metropolitanas.

Todos estos movimientos de coches, en general uno de ida y otro de vuelta al día, se hubieran producido en caso de no existir la actual oferta de transporte público ferroviario, que desplazó todos los días 184.182 viajeros de media, lo que significó sobrepasar los 67 millones de pasajeros en el pasado ejercicio.

Estos datos significan que el volumen de pasajeros que movilizó FGV en sus explotaciones de Metrovalencia y TRAM Metropolitano de Alicante evitó la emisión a la atmósfera de 57.148 toneladas de CO2, cifra muy significativa que demuestra que el transporte ferroviario es el más ecológico de los existentes en la actualidad, el más sostenible y el de mayor respeto a la naturaleza.

Las ventajas del transporte público ferroviario se constatan también al apreciarse que, al viajar en metro, tranvía o tren-TRAM, se dejaron de consumir 35,9 millones de litros de combustible, un importante ahorro energético. Esta cantidad de combustible tiene un coste, a precio de hoy en día, de 48,5 millones de euros, cantidad económica que los usuarios no han tenido que desembolsar al utilizar estos medios de transporte.

Datos de Metrovalencia

El servicio prestado por Metrovalencia a sus usuarios evitó el pasado año 49,9 millones de desplazamientos de vehículos privados por la capital del Turia y su área metropolitana; movimientos inevitables en caso de no existir la completa red de metro y tranvía que transportó todos los días 164.000 viajeros de media, que alcanzan los 200.000 en las jornadas laborables, lo que significó alcanzar los 59,8 millones de pasajeros en 2013.

Partiendo de este dato, se puede calcular que el volumen de tráfico ferroviario que aportó FGV por la provincia de Valencia evitó la emisión de 45.984 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Una vez constatada la importancia medioambiental de la red de FGV en Valencia y su área metropolitana, también se puede calcular el ahorro que el conjunto de los conductores obtuvieron por dejar su vehículo particular en su domicilio y apostar por el transporte público ferroviario.

Los litros de combustible que se dejaron de comprar al viajar en Metrovalencia fueron 29.770.006 litros, que significaron un ahorro de 40,1 millones de euros el pasado año al precio de hoy en día del gasóleo y la gasolina.

En este sentido, cabe destacar que, además de aquellas personas que no utilizan el vehículo privado para desplazarse a su centro de trabajo, estudio, para realizar compras, visitas sanitarias o por motivos de ocio durante los días laborales, también existen viajeros que realizan un trayecto combinado con su coche y el metro o tranvía, gracias a los aparcamientos disuasorios gratuitos de Metrovalencia.

Datos del TRAM de Alicante

El servicio prestado por el TRAM Metropolitano de Alicante a sus usuarios evitó el pasado año 6,1 millones de desplazamientos de vehículos privados por la capital y su área metropolitana. Todos estos movimientos de coches se hubieran producido en caso de no existir la actual oferta de transporte, que desplazó todos los días a más de 20.000 viajeros, lo que significó superar los 7,3 millones de pasajeros en el pasado ejercicio en las cinco líneas existentes.

Partiendo de este dato, se puede calcular que el volumen de tráfico que aportó FGV por la provincia de Alicante evitó la emisión de 11.483 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Una vez constatada la importancia medioambiental de la red del TRAM de Alicante, también se puede calcular el ahorro que el conjunto de los conductores obtuvieron por dejar su vehículo particular en su domicilio y apostar por este transporte público.

Los litros de combustible que se dejaron de comprar al viajar en el TRAM fueron 6.166.929 litros, que significaron un ahorro de 8.325.354 euros al precio de hoy en día.

Compromiso con la sostenibilidad

La Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente tiene un decidido compromiso por el desarrollo sostenible, que se ha concretado en la elaboración de distintas acciones enmarcadas en la Declaración de Sostenibilidad de FGV y en la adhesión a la Carta de Sostenibilidad de la Unión Internacional de Transporte Público (UITP).

Subir