11 de abril de 2021 11/4/21

Los socialistas revelan que el tesorero del PPCV lleva más de 11 años sin interventor en el Ayuntamiento de Segorbe

  • El portavoz socialista denuncia que Rafael Calvo ha mantenido vacante la plaza para eludir los obligatorios controles financieros

Los socialistas de Segorbe revelan que la plaza de interventor del Ayuntamiento de Segorbe se encuentra vacante desde el 3 de abril de 2002, a pesar de que el equipo de gobierno del Partido Popular lo ha estado negando de forma reiterada. La oposición municipal ha recabado información de la Dirección General de Administración Local y del propio Ayuntamiento, que constata que la plaza lleva sin cubrirse más de una década, lo que plantea dudas sobre el control y la fiscalización de la economía municipal desarrollados en este periodo.

“No se entiende que el alcalde de Segorbe y tesorero del PP en la Comunidad Valenciana haga lo contrario de lo que el Gobierno quiere imponer a los ayuntamientos. Rajoy quiere fortalecer la figura de los interventores como garantía en la gestión económica y, en cambio, Calvo intenta por todos los medios no tener un interventor para evitar controles financieros y de legalidad, que le impidan hacer lo que quiera con el dinero de todos”, afirma el portavoz socialista, Miguel Á. Guillén.

El puesto de interventor estuvo ocupado entre el 3 de abril de 2002 y el 30 de junio de 2005 de forma interina por una persona que no era habilitada nacional, y desde el 1 de julio de 2005 hasta ahora nadie ha desempeñado la plaza de intervención. Según Guillén, “el alcalde para lograr su objetivo de tener vacante la plaza de interventor, y así eludir con mayor facilidad los controles financieros, cumplía con el requisito formal de publicar la plaza en el BOE junto con las demás vacantes, pero con unas retribuciones muy bajas, de manera que no interesara a ningún aspirante”.

Guillén resalta que las retribuciones del puesto de interventor son la mitad que las previstas para el puesto de secretario, o incluso inferiores a las previstas para otros funcionarios que están a las órdenes del propio interventor. Es decir, en Segorbe cobran más sus subordinados que el propio interventor. “Es una clara maniobra para seguir teniendo el puesto vacante durante muchos años, y ello con la permisividad de la Conselleria, que mira para otro lado a pesar de conocer el fraude legal que se está produciendo en Segorbe”.

La Conselleria de Presidencia es “perfectamente conocedora” de la situación irregular en que se encuentra desde hace años la Intervención de Segorbe, sin que haya hecho nada para evitarlo, razón por la cual, Guillén, en su condición de diputado autonómico, piensa interpelar al vicepresidente del Consell y conseller de la Presidencia, José Ciscar, para que explique las razones de esta “permisividad” y “dejación de funciones”.

El diputado asegura no entender tampoco la “pasividad” del Colegio Profesional de Secretarios, Interventores y Tesoreros de Administración Local de Castellón, que “no parece preocuparle las condiciones laborales de esta plaza, que hacen que se mantenga vacante desde hace tantos años”.

Por todo ello, el portavoz socialista insta al alcalde a que, en aras de la transparencia y la legalidad, proceda a cubrir la plaza de Interventor con un funcionario de carrera de habilitación nacional y que la dote de las retribuciones adecuadas. “En época de crisis el control y la transparencia deben ser totales. En la gestión del dinero público no cabe la más mínima opacidad y la presencia de un interventor o interventora de carrera es garantía de profesionalidad y transparencia”, indica.

Subir