12 de abril de 2021 12/4/21

El PSPV censura la “insensibilidad” de Calvo con las familias de los fusilados al cobrarles las tasas de exhumación

  • El portavoz del PSOE, Miguel Ángel Guillén, pide la devolución del pago a los familiares como gesto simbólico de reconciliación

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Segorbe, Miguel Ángel Guillén, ha censurado la “insensibilidad” del alcalde, Rafael Calvo, por cobrar las tasas de exhumación de los restos de los fusilados en 1939 por el franquismo. Las asociaciones de recuperación de la memoria histórica han denunciado la actitud “inédita” del equipo de gobierno del Partido Popular. En otros municipios, también con gobierno conservador, se ha eximido del pago a las familias en señal de solidaridad con el sufrimiento prolongado durante tantos años.

“Hemos de desterrar la imagen de intolerancia que está transmitiendo el PP de Segorbe”, afirma Guillén, quien recuerda las trabas que puso el alcalde a la decisión de las familias de recuperar los restos enterrados en una fosa común. “Después de 73 años, las familias de los asesinados han podido recuperar los cuerpos y darles una sepultura digna, junto a sus seres queridos. Lo que podía haber sido un homenaje del pueblo de Segorbe, en reparación del daño causado por la injusticia del franquismo, ha acabado siendo otra polémica protagonizada por Calvo”.

El dirigente socialista ha trasladado las excusas a las familias, en nombre de la institución municipal. “Las decisiones arbitrarias e insolidarias son del alcalde, no del Ayuntamiento de Segorbe”, recuerda Guillén. “La reparación de la dignidad arrebatada por el franquismo a los militantes y dirigentes de los partidos de izquierda y republicanos sigue siendo una deuda de la sociedad democrática que debemos ir saldando poco a poco”, dice.

Guillén insta al alcalde a ponerse en contacto con los representantes de las familias de los republicanos fusilados para trasladarles unas disculpas públicas por la actuación del equipo de gobierno del PP. Además, apremia a Calvo a devolver las tasas a las familias, como un gesto simbólico de reconciliación.

El portavoz socialista de Segorbe participó el sábado en el acto de homenaje ciudadano que el pueblo de Teresa tributó a Tomás Maicas, quien fuera su alcalde durante el periodo republicano. Maicas fue fusilado el 2 de noviembre de 1939, tras la ficción de un juicio sin garantías procesales y con ánimo de venganza por parte de los nuevos jerarcas franquistas. Maicas, un cantero de 40 años, era militante de Izquierda Republicana y no tenía ninguna acusación por delito de sangre contra gentes de derechas.

En una carta de clemencia firmada por las fuerzas vivas del pueblo (el alcalde, el médico, el maestro y el cura) se dice textualmente que a pesar de haber observado en él actividades sindicales y haber apoyado la República, evito asesinatos y desmanes e hizo favores a conservadores. Sin embargo, el consejo de guerra sumarísimo que tuvo lugar en Segorbe le condenó a la pena capital.

Subir